PIDE DIPUTADO MARTÍN PADILLA GARANTIZAR SUMINISTRO DE AGUA EN ESCUELAS PÚBLICAS DE CDMX

 

  • “Existen retos importantes heredados de administraciones pasadas, pues el 45% de las escuelas de educación básica no se encuentran conectadas al desagüe y 23% no están conectadas a una red de agua potable, lo que da un total de 46 mil 515 escuelas sin red de agua potable en México”, afirma.

 

El Congreso de la Ciudad de México aprobó un punto de acuerdo en el cual se exhorta a las autoridades educativas capitalinas y a los titulares de las 16 Alcaldías a coordinar esfuerzos para realizar un censo que permita identificar los centros escolares que carecen de servicios básicos e implementar acciones para garantizar el suministro de agua en las escuelas públicas de educación básica de la capital del país.

 

Los legisladores de los partidos representados en el órgano legislativo avalaron la iniciativa presentada por el diputado Martín Padilla Sánchez, quien afirmó que para lograr una buena educación es necesario garantizar que los centros educativos cuenten al menos con los servicios básicos de agua y drenaje, toda vez que resultan indispensables para generar condiciones de higiene y seguridad adecuados que garanticen la salud de las personas que conforman las comunidades educativas.

 

“A nivel nacional existen retos importantes heredados de administraciones pasadas, pues el 45% de las escuelas de educación básica no se encuentran conectadas al desagüe y 23% no están conectadas a una red de agua potable, lo que da un total de 46 mil 515 escuelas sin red de agua potable en México”, afirmó.

 

El legislador agregó que, en el caso de la Ciudad de México, en el último censo elaborado por el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación en 2014, de los 8 mil 141 inmuebles educativos ubicados en la capital del país, 309 no estaban conectados a la red de agua pública y dependían de otras fuentes de suministro a través de pipas y acarreo, y de estos, 39 reportaban no contar con el abasto.

 

No obstante, el diputado Padilla Sánchez consideró que las acciones impulsadas por los gobiernos progresistas en la Ciudad de México han permitido reducir la problemática en materia de infraestructura física educativa; “somos conscientes de que las autoridades capitalinas, en colaboración con las comunidades educativas, han realizado trabajos de mantenimiento, rehabilitación, equipamiento, reconstrucción y reforzamiento. En la actual administración, de 2019 a 2021, se han invertido alrededor de 3 mil millones de pesos en esta materia”, refirió.

 

Sin embargo, subrayó, “es importante tener presente que, en 2019, el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, en su Informe de Evaluación a la Política de Infraestructura Física Educativa de la Educación Obligatoria en México, señaló que aun cuando la capital del país cuenta con uno de los índices más favorables en materia de infraestructura escolar, el 2.2% de las escuelas de la ciudad no contaban con red de agua potable y el 1.9% no contaba con drenaje.

 

“Lograr abatir estas dificultades es indispensable para garantizar a los niños, niñas y familias de la capital, un retorno seguro a la escuela”, aseveró.

 

En su exposición, dijo que tras año y medio de confinamiento y cierre de escuelas a causa de la pandemia de Covid-19, las autoridades correspondientes han decidido abrir de nueva cuenta, con fecha 30 de agosto de 2021, los centros educativos del país para el ciclo escolar 2021-2022.

 

“Al respecto, se estima que más de 20 millones de niñas, niños y jóvenes de escuelas públicas han regresado a las aulas a lo largo y ancho del país”, comentó.

 

En la Ciudad de México, de acuerdo con las autoridades educativas locales, el 95% de los centros educativos se encuentran abiertos y esperan el retorno paulatino de regreso a clases de más de 1 millón 800 mil estudiantes de educación básica. De estos, casi 1 millón y medio realizan sus estudios en instituciones públicas”, finalizó.

 

******

Compartir esta información