APROBADA LA LEY DE ESPACIOS CULTURALES INDEPENDIENTES

 

  • La Diputada Gabriela Osorio destacó que la actual emergencia sanitaria nos enseñó, como nunca antes, que las artes, las expresiones culturales y la creación son primordiales.

 

El Congreso de la Ciudad de México aprobó con 49 votos a favor la Ley de Espacios Culturales Independientes (ECI). La Diputada Gabriela Osorio Hernández expuso que son recintos fundamentales para la Ciudad, para el ejercicio de los derechos culturales y para comprenderlos como elementos que contribuyen a una vida digna y de bienestar”.

La Presidenta de la Comisión de Derechos Culturales resaltó que los ECI son prueba de la vocación y el alto compromiso social que existe, ya sea para generar espacios con mayor inclusión en temas de diversidad sexual y género o para ofrecer actividades y servicios culturales que permiten la polifonía frente a prácticas monopólicas.

“Después del temblor del 85, la cultura representó un punto nodal para emprender acciones en las comunidades y colocar ejercicios de participación democrática, de reunión de las juventudes, de creación conjunta, de resignificación de expresiones diversas desde sus contextos locales, así nacieron las casas de la cultura y los espacios alternativos”, precisó.

Osorio Hernández expuso que gracias a los Espacios Culturales Independientes, bandas como Mano Negra, Café Tacuba, Fobia, La Maldita Vecindad, Caifanes, entre otros grupos, con expresiones alternativas, lograron hacerse escuchar, aún en un contexto de estigmatización y criminalización debido al proceso de censura y represión que permeaba en la época.

“En este sentido, la Ley será un parteaguas para la vida cultural de la Ciudad. Es ponernos a la vanguardia como Ciudad de Derechos al dotar a estos Espacios con un marco normativo que les dé certidumbre en los procesos administrativos que siguen, así como adaptabilidad hacia las condiciones y actividades que realizan”, indicó.

Finalmente, consideró que la intempesiva pandemia que nos mantuvo a muchos en confinamiento y que nos exigió establecer una sana distancia nos ha enseñado, como nunca antes, que las artes, las manifestaciones y las expresiones culturales, la creación y el gozo, son primordiales para la salud mental, la vida en sociedad, la identidad y la construcción de lazos entre personas.

 

*****

Compartir esta información