PROPUESTA PARA EXPEDIR LEY DEL TRABAJO NO ASALARIADO

  • Así lo planteó el diputado Temístocles Villanueva a través de la iniciativa reglamentaria del Artículo 10, Apartado b, Numerales 12 y 13, de la Constitución Política de la Ciudad de México.

 

  • Aseguró que para la elaboración de la iniciativa se escucharon a diversas organizaciones y grupos que analizan, estudian y trabajan directamente en asuntos de trabajo no asalariado.

 

Con el fin de garantizar en la Ciudad de México las condiciones para que ciudadanas y ciudadanos tengan acceso a un trabajo digno, donde se respeten los derechos consagrados en las leyes y en los Tratados de los que el Estado mexicano forma parte, es necesario expedir la Ley del Trabajo No Asalariado, expresó el diputado Temístocles Villanueva Ramos.

Al presentar la iniciativa por la que se propone expedir la citada ley reglamentaria del Artículo 10, Apartado b, Numerales 12 y 13, de la Constitución Política de la Ciudad de México, el integrante del Grupo Parlamentario de Morena indicó que además de brindar certidumbre a las personas y autoridades, se encauzan temas de protección civil, salud y movilidad.

En tribuna, el morenista explicó que para presentar dicha propuesta se escucharon a diversas organizaciones y grupos que analizan, estudian y trabajan directamente en materia de trabajo no asalariado, siendo el objetivo atender todas las voces, perspectivas y necesidades.

“Con el afán de garantizar la progresividad de derechos y no dar ni un paso atrás, tomamos en cuenta oficios como aseo de calzado, personas estibadoras, maniobristas, mariachis, artistas, músicos, trovadores y cantantes, organilleros, plomeros, hojalateros, albañiles, pintores y artesanos, personas voluntarias del servicio de limpia, personas cuidadoras y lavadoras de vehículos, personas que comercian bienes y productos en general y oficios similares”.

Puntualizó que también se reconoce el trabajo sexual y que con la reciente derogación al artículo 24, fracción VI de la Ley de Cultura Cívica de la Ciudad de México, se avanzó a su no criminalización. Aseguró que el siguiente paso es su legalización y reconocimiento.

“De no hacerlo, quienes lo ejercen seguirán siendo víctimas de la discriminación estructural y sistemática, así como de la vulneración de no solo el derecho al trabajo, sino todos los demás derechos bajo el principio de interdependencia de los mismos. Se trata de una vía de emancipación económica que les permite disponer de su propio cuerpo de manera autónoma, por lo que deviene una forma de trabajo”.

Villanueva Ramos reiteró que la iniciativa va en razón de las demandas sociales y certidumbre jurídica e institucional que se han venido reivindicando por las personas sujetas de derechos, por lo que reconoció a las distintas modalidades del trabajo no asalariado en el espacio público de la Ciudad de México.

“Estamos conscientes que el autoempleo significa una solución ante la falta de oportunidades y una vía para fortalecer la economía local, pues vendedoras y vendedores cumplen una función imprescindible para hacer del consumo local una herramienta de desarrollo económico y bienestar social”.

Por último, indicó que de acuerdo con cifras del INEGI en 2017, la ocupación en el sector no asalariado alcanzó los 14.2 millones en todo el país. Pero en lo que se refiere a la Alcaldía de Cuauhtémoc, de la cual es representante, se tienen contados más de 40 mil personas comerciantes en el espacio público, mientras que en toda la Ciudad más de 2 millones de personas.

 

*****

Compartir esta información