PROPONEN FORTALECER EL PARLAMENTO ABIERTO COMO UN MECANISMO CIUDADANO PARA INCIDIR EN LOS PROCESOS LEGISLATIVOS

  • La diputada Nancy Núñez consideró imperante que el Congreso abra sus puertas a la participación ciudadana en la aprobación del presupuesto y en iniciativas que tengan un mayor impacto en la vida cotidiana

 

  • Actualmente el Parlamento Abierto ya está reconocido en la Ley Orgánica del Congreso pero es necesario homologarlo en la Ley de Participación Ciudadana de la Ciudad de México

 

Con el objetivo de adecuar, fortalecer e incluir el Parlamento Abierto dentro de la Ley de Participación Ciudadana, como uno de los mecanismos a los que tienen derecho las personas que habitan la Ciudad de México, la diputada del Grupo Parlamentario de Morena, Nancy Núñez Reséndiz, presentó una iniciativa que propone diversas adiciones a dicha norma.

Al presentar su proyecto, la legisladora justificó la importancia de esta herramienta ya que a través de ella las personas pueden monitorear, observar y tener incidencia en todas las etapas del proceso legislativo en función de la fiscalización y evaluación de las y los legisladores, pero consideró que los modelos de democracia participativa requieren del diseño de mecanismos claros, expeditos y realizables con reglas que establezcan el orden de participación de la ciudadanía.

“Dar apertura al Congreso tiene un símbolo de transparentar, participar e influir en las toma de decisiones de los procesos legislativos en cada una de sus funciones y el poder legislativo pueda adaptar y ejerce los principios de parlamento en cada uno de sus procedimientos”.

La representante popular por el Distrito 3 de Azcapotzalco, consideró imperante la necesidad de que el Congreso abra sus puertas para garantizar la participación ciudadana en la aprobación del presupuesto y en la modificación de las iniciativas que tengan un mayor impacto en la vida cotidiana y aunque reconoció que la Ley Orgánica del Congreso ya contiene una redacción específica sobre Parlamento Abierto, es necesario homologar la Ley de Participación Ciudadana para reconocer este concepto como un mecanismo de democracia directa y la ciudadanía pueda acceder a través de lineamientos establecidos por el Congreso.

El proyecto de la legisladora Nancy Núñez propone adicionar la fracción VIII del inciso A del artículo 7 de la Ley de Participación Ciudadana para contemplar el Parlamento Abierto como un mecanismo de democracia directa.

Además se adiciona un capítulo VII al título sexto De Los Instrumentos de Democracia Participativa para dejar establecido lo que es el Parlamento Abierto en su Artículo 137 como un instrumento de participación ciudadana que les permita tener una relación directa con el Congreso de la Ciudad de México y su ejercicio pueda ser evaluado, fiscalizado y sometido al escrutinio público.

En su Artículo 138 se establece que las personas ciudadanas, vecinas y habitantes de la Ciudad de México tendrán derecho a monitorear las acciones legislativas de la Ciudad mediante los Lineamientos de Parlamento Abierto que emita el Congreso de la Ciudad de México.

Finalmente en su Artículo 139 se plantea que el Congreso deberá establecer los mecanismos de participación ciudadana para el monitoreo, evaluación, control, seguimiento, observación e incidencia por parte de las personas ciudadanas y que son: Plan de monitoreo y evaluación de las acciones legislativas, Foros de Consulta, Consultas en Plataformas digitales, Audiencias Públicas, Mesas de Trabajo, Encuestas y Conversatorios.

La iniciativa que contó con el apoyo unánime de la bancada de Morena fue enviada para su análisis a la Comisión de Participación Ciudadana con opinión de la Comisión de Normatividad, Estudios y Prácticas Parlamentarias.

 

 

*****