El CIGARRO ELECTRÓNICO CONTIENE NICOTINA Y SE VA A REGULAR

  • 118 personas mueren al día a causa del tabaquismo.

 

  • 61, 252 millones de pesos son gastados cada año para tratar los problemas de salud provocados por el tabaco.

 

Durante el foro “La protección a la salud de los NO fumadores y el control sanitario del tabaco. Nuevos retos y perspectivas” la diputada Guadalupe Aguilar Solache, integrante de la Comisión de Salud del Congreso de la Ciudad, explicó que el cigarro electrónico no solo daña a quién lo consume sino, a quienes se encuentran a su alrededor.

 

“Con esta iniciativa buscamos proteger a la gente que no fuma. No tienen porqué dañar a terceros. Es importante ampliar esta restricción a los espacios abiertos”, aseguró.

 

La integrante del Grupo Parlamentario de Morena comentó que, de ser aprobada, esta ley regulará el uso del cigarro electrónico en lugares cerrados, públicos y, principalmente donde se encuentren niñas y niños.

 

“El cigarro electrónico no representa un riesgo menor, solo es una nueva forma de consumir nicotina y, así debe tratado,” aseveró.

 

El Dr. Ángel González Domínguez, Director General de la Agencia de Protección Sanitaria de la Ciudad de México aseguró que el cigarro electrónico es mucho más dañino que el cigarro tradicional.

 

“El problema del cigarro electrónico es que además de la nicotina, también usa líquidos que en su mayoría contienen partículas cancerígenas”, explicó.

 

El presidente de la organización de la sociedad civil CÓDICE S.C (Comunicación, Diálogo y Conciencia), el Mtro. Eduardo del Castillo Valadez dijo que “Dispositivos vemos, contenidos no sabemos” y de ahí parte la importancia de una ley que regule el uso de los vapeadores y cigarros electrónicos.

 

El pasado 24 de septiembre, la legisladora Guadalupe Aguilar Solache presentó la Iniciativa con proyecto por el que se abroga la Ley De Protección a la Salud de los no fumadores del Distrito Federal para crear la Ley de Protección a la Salud de los no fumadores de la Ciudad de México, propuesta que da mayores advertencias sanitarias en los empaques del producto; prohibición de patrocinio; publicidad limitada y restringida, así como restricciones de consumo en los espacios 100% libres de humo de tabaco, además de acciones para prevenir, tratar, investigar e informar sobre los daños que producen a la salud el consumo de tabaco, el e-líquido (e- liquid) y el cigarro electrónico, así como los humos, vapores y aerosoles que generan

Compartir esta información