RESPONSABILIDAD HACIA PROFESIONALES DE LA SALUD QUE COMETAN ACTOS DE NEGLIGENCIA

 

  • El diputado Eleazar Rubio presentó en la Comisión permanente la iniciativa que promueve otorgar responsabilidad a los profesionales de la salud que violenten sus códigos éticos y cometan actos de negligencia.

 

De acuerdo con Rubio Aldarán, la medicina es considerada como una ciencia no exacta, por lo que la probabilidad que un médico en alguna intervención quirúrgica o diagnóstico pueda tener una mala práctica, es alta, ya que cada organismo es diferente y el diagnóstico, evolución o desarrollo de la enfermedad puede ser distinta en cada paciente.

Existe en la actualidad una problemática jurídica relativa a que algunas conductas de los médicos o sus auxiliares no son sancionadas, por lo que será importante analizar el actuar no solo del médico encargado del paciente, sino también de las personas que auxilian al médico, así como los dictámenes que se emiten por parte de los peritos para encontrar la verdad de los hechos y determinar si fue una conducta culposa o negligencia médica.

De lo que se advierte que existe una ausencia de normatividad que sirva para disminuir el problema de la dificultad probatoria,por lo que deben existir opiniones técnicas por parte de médicos especialistas, a quienes les encarga de la impartición de justicia, que permita valorar con base en conocimientos especializados los hechos que se someten a su consideración y pueda relacionarlos de manera lógica las pruebas aportadas y con base en esos conocimientos específicos estar además en posibilidad determinar si la existencia de una lesión o la muerte de una persona, fuera de toda duda razonable fue originada por un acto imprudente, falto de reflexión o de cuidado, negligente o derivado de la impericia o de no atender el protocolo o la normatividad obligatoria por parte del profesional médico.

Por lo que Rubio Aldarán plantea sancionar a título culposo, al profesional de la salud, sus auxiliares o profesionistas similares cuando por su imprudencia, negligencia, impericia o falta de cuidado resulte en daño a las personas que se encuentran bajo su atención, en su salud, integridad física o su vida, a lo que se sumará suspensión de un mes a dos años en el ejercicio de la profesión o definitiva en caso de reincidencia, lo cual sólo se perseguirán por querella de la parte ofendida o su legítimorepresentante.Así como a quien lleve a cabo alguna práctica médica dirigida a privilegiar de cualquier forma el lucro empresarial o personal de los profesionales de la salud mediante tratamientos innecesarios, así como la realización de cirugías injustificadas.

Así también se sancionará a quien sin el título correspondiente para el ejercicio de la profesión médica o la autorización correspondiente, anuncie, prescriba, administre o aplique habitualmente medicamentos, aguas, aceites, energía, electricidad, hipnotismo o cualquier otro recurso, ofreciéndolo como tratamiento de las enfermedades de las personas. Y quien con título o autorización para el ejercicio de la medicina, anuncie, prometa o asegure el alivio o la curación de cualquier enfermedad por medios infalibles, sin que se encuentre científicamente comprobado.

 

*****

Compartir esta información