AL ALZA VIOLENCIA FAMILIAR EN LA CIUDAD DE MÉXICO

  • Hasta octubre del presente año sumaron 20 mil 209 denuncias ante el MP, lo que significa que ya superó las cifras registradas en 2018 y 2017, reportaron las diputadas Leticia Varela Martínez y Evelyn Parra

 

  • La violencia familiar generalmente se calla y se oculta, principalmente por la propia víctima, y en muchas culturas y creencias es tolerada y hasta legitimada como un derecho del hombre sobre la mujer y los hijos, señalan

 

  • Siete de cada 10 mujeres víctimas de homicidio, recibió una herida mortal en su vivienda, lo que sugiere que es victimario es alguien con quien tuvo algún lazo de convivencia, advierte Varela Martínez

 

En los últimos tres años, la violencia familiar se incrementó de manera significativa en la Ciudad de México, y se convirtió en el delito por el que más denuncias se reciben en la Procuraduría General de Justicia de la capital del país, advirtieron las diputadas locales, Leticia Varela Martínez y Evelyn Parra Álvarez.

 

Hasta octubre del presente año sumaron 20 mil 209 denuncias ante el Ministerio Público lo que significa que, aunque faltan de contar los últimos dos meses del año, ya superó las cifras registradas durante los años 2018 y 2017, cuando se contabilizaron 19 mil 935 y 18 mil 435 carpetas de investigación por ese delito, respectivamente, precisaron.

 

Al presentar una propuesta avalada por los diputados de los partidos políticos representados en el Congreso de la Ciudad de México, las legisladoras señalaron que la violencia familiar es un problema que generalmente se calla y se oculta, principalmente por la propia víctima, y en muchas culturas y creencias es tolerada y hasta legitimada como un derecho del hombre sobre la mujer y los hijos, pasando así a formar parte de la interacción intrafamiliar.

 

Ante esa situación y a iniciativa de las representantes populares, el Congreso de la Ciudad exhortó a la Secretaría de Salud capitalina, al Centro de Atención a la Violencia Intrafamiliar, al Instituto de la Juventud y al Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia a tomar cartas en el asunto a través de capacitar y actualizar al personal médico y a implementar campañas masivas de difusión y elaboración de materiales de sensibilización y actualización en contra de la violencia familiar dirigido a la población en general.

 

La iniciativa también instruye a los 66 diputados del órgano legislativo a que implementen de forma permanente en los Módulos de Atención, Orientación y Quejas Ciudadanas atención legal y psicológica, talleres, grupos de reflexión, cursos de sensibilización y capacitación contra la violencia familiar.

 

“El objetivo de la propuesta radica en prevenir y concientizar a la población sobre la problemática de la violencia familiar, y romper el círculo de aislamiento en el que se encuentran inmersas las personas maltratadas. Desde nuestras trincheras, tenemos la obligación de implementar y operar políticas públicas dirigidas a la prevención de la violencia familiar”, aseveró la diputada Leticia Varela Martínez.

 

La representante popular por Benito Juárez y Coyoacán dijo que en las carpetas de investigación se encontró que el delito de violencia familiar fue el más denunciado, lo que se traduce en que en promedio una de cada 10 investigaciones de la PGJCDMX es iniciada por hechos relacionados con episodios de violencia en el ámbito privado.

 

La Procuraduría capitalina sostiene que siete de cada 10 mujeres víctimas de homicidio, recibió una herida mortal en su vivienda, lo que sugiere que es victimario es alguien con quien tuvo algún lazo de convivencia, estableció.

 

Leticia Varela comentó que “ser violentado por algún familiar, no debe ser motivo de vergüenza, pues se trata de un problema que desgraciadamente afecta a un gran número de personas en México y que no distingue entre condición social, nivel educativo o género”.

 

“Romper el silencio y buscar apoyo no denota falta de cariño o deslealtad al agresor o la familia, sino que es la forma de proteger la integridad y dignidad de la persona”, afirmó la legisladora al poner el caso de Abril Cecilia Pérez Sagaón, quien fue asesinada el pasado lunes 25 de noviembre, cuando circulaba a bordo de su vehículo en compañía de su abogado y su hijo, como ejemplo de violencia familiar que terminó en tragedia.

 

“Desde hace meses sufría violencia familiar psicológica, la cual pasó a la física y se agudizó en enero de este año cuando su entonces esposo la intentó asesinar con un bate de béisbol. El hombre fue acusado en septiembre de feminicidio en grado de tentativa, por lo que ingresó al reclusorio, pero cinco días después su delito se reclasificó a lesiones y violencia familiar y obtuvo su libertad”, finalizó.

 

*****

Compartir esta información