LA SEP DEBE OPTIMIZAR LAS MEDIDAS PARA ABATIR EL ACOSO ESCOLAR

  • México ocupó el primer lugar a nivel mundial por casos de bullying o acoso escolar, reconoció la diputada Valentina Batres

 

  • La legisladora de Morena presentó un exhorto para que la SEP informe las acciones que está implementando en la erradicación de dicha práctica

 

México ocupa el primer lugar a nivel mundial por casos de bullying o acoso escolar, reconoció la diputada Valentina Batres Guadarrama y ante ello presentó un exhorto para que la Secretaría de Educación Pública (SEP) informe al Congreso capitalino sobre las acciones que haimplementado y para que se apliquen los protocolos necesarios para atender la problemática.

 

La legisladora de Morena citó ante el Pleno de la Comisión Permanente los datos del Primer Estudio Mundial sobre Bullying o Acoso Escolar 2017-2018, resultado de la colaboración entre la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y la organización no gubernamental internacional Bullying sin Fronteras:

 

“De los 34 países tomados en cuenta para el estudio, México ocupó el primer lugar a nivel mundial por casos de bullying o acoso escolar, donde 7 de cada 10 niñas, niños y adolescentes sufrieron todos los días algún tipo de acoso,seguido de Estados Unidos, donde 6 de cada 10 niñas, niños y adolescentes sufrieron ese tipo de agresiones”.

 

En el caso de México, destacó la diputada, un 82 por ciento de menores con discapacidad fueron acosados en la escuela, 44 por ciento de entre 8 y 10 años sufrieron bullying al menos en una ocasión, más de 80 por ciento de los casos no fueron reportados a los docentes y 9 de cada 10 estudiantes homosexuales fueron molestados.

 

“La escuela no debe ser observada de manera aislada para combatir este flagelo, sino como un lugar donde también se producen distintas formas de violencia que van desde la simbólica hasta la física, por lo que es importante que el cuerpo docente establezca nuevos criterios disciplinarios que contribuyan a erradicar el castigo, intimidación y autoritarismo de las prácticas pedagógicas”, señaló.

 

*****

Compartir esta información