SOLICITAN QUE PROGRAMA PATRULLA VIOLETA SE EXTIENDA A LAS 16 ALCALDÍAS DE LA CIUDAD DE MÉXICO

  • Es necesario frenar todo tipo de violencia en la Ciudad y en ese objetivo los alcaldes y alcaldesas deben implementar políticas públicas de seguridad dirigidas a la atención y prevención de la violencia contra las mujeres, niñas, niños y adolescentes, afirma diputada Lety Varela.

 

  • Señala que “la violencia es una situación que enfrentan las mujeres y niñas, tanto en la casa, como en la calle, el trabajo, la escuela y en las redes sociales, y son violentadas por las parejas, familiares, compañeros de trabajo, de escuela, maestros y desconocidos”.

 

La presidenta de la Comisión de Seguridad Ciudadana del Congreso capitalino, Leticia Varela, solicitó a 15 alcaldes de la Ciudad de México replicar el programa Patrulla Violeta, que se implementó en la Alcaldía Azcapotzalco, con la finalidad de brindar apoyo a las niñas y mujeres que sufren violencia de género durante esta época de confinamiento por Covid-19.

Señaló que el pasado 7 de enero del año en curso, se puso en marcha el programa Patrulla Violeta con el objetivo de que policías lleven a cabo recorridos en comercios y domicilios particulares para ofrecer información sobre cómo prevenir la violencia al interior de la familia y brindar atención para inhibir estos delitos en las colonias de mayor incidencia de agresiones contra las mujeres.

En un punto de acuerdo que analiza la Comisión de Límites Territoriales del Congreso, la legisladora de Morena destacó la necesidad de frenar todo tipo de violencia en la Ciudad, para lo cual pidió a los 16 alcaldes y alcaldesas diseñar e implementar políticas públicas de seguridad dirigidas a la atención y prevención de la violencia contra las mujeres, niñas, niños y adolescentes.

La diputada Leticia Varela Martínez aseguró que con el “confinamiento de todas las personas que tienen que trabajar en casa -hablando de la pareja como esposos, los hijos estudiando en línea y todos juntos todos los días y todo el día-, “se aviva el estrés de todas las actividades que se tienen que realizar. Hablando de las mujeres, trabajo en línea, atender hijos, esposo, comida y casa, más la suma de preocupaciones por la salud y el dinero, todo esto termina por generar violencia y en el mejor de los casos en separación y divorcio”, reforzó.

“El Covid-19 ha provocado tensiones emocionales y económicas muy fuertes que sin duda con mucho esfuerzo se han tratado de combatir, pero la violencia que actualmente se vive con motivo de esta pandemia es un reflejo de nuestros valores y nuestra humanidad compartida, es por ello que ante tales circunstancias se complica todavía más la posibilidad de denunciar; limitando aún más a mujeres y niñas a buscar ayuda y por ende se fortalece la impunidad de los agresores”, subrayó.

La representante popular por las Alcaldías de Coyoacán y Benito Juárez consideró que “la violencia es una situación que día a día enfrentan las mujeres y niñas, tanto en la casa, como en la calle, el trabajo, la escuela, e incluso, en las redes sociales, y son violentadas por las parejas, familiares, compañeros de trabajo, de escuela, maestros y hasta por desconocidos”.

En los últimos años la violencia contra las mujeres ha sido abordada principalmente como un problema de salud pública, de seguridad y de Derechos Humanos, la cual trae consecuencias muy graves para su salud física y mental, agregó.

La legisladora expresó que la violación de los derechos humanos de las mujeres y la violencia de género, no son problemas nuevos, sin embargo, socialmente eran muy poco conocidos.

“Hoy en día la percepción y la preocupación por las mujeres y niñas que sufren agresiones físicas, psicológicas y sexuales en los medios familiar, laboral, educacional y social, ha permitido que se logren importantes avances en la prevención de la violencia, pues existe una gran variedad de acciones orientadas para prevenir la violencia y brindarles atención y apoyo a las víctimas”, finalizó

 

*****

Compartir esta información