PROPUESTA PARA CREAR CASA DE CULTURA EN PARQUE “EL QUESO” EN ÁLVARO OBREGÓN

  • Explica la diputada Valentina Batres que se busca aprovechar la experiencia de artistas dedicados a la cartonería que residen en la alcaldía

 

A fin de apoyar y promover el arte popular de barrios y pueblos de la Alcaldía de Álvaro Obregón, el pleno del Congreso de la Ciudad de México aprobó solicitar a la titular de esa demarcación, Layda Sansores San Román,analice la posibilidad de brindar los requerimientos, recursos y apoyos necesarios para la creación de una Casa de Cultura en el parque, ubicado en la esquina de las calles de Guajiras y Yuncas de la colonia Segundo Reacomodo de Tlacuitlapa, mejor conocido como El Queso.

 

La diputada de Morena, promovente del punto de acuerdo ante el Legislativo local, Valentina Batres Guadarrama explicó que artistas del colectivo “Los huesitos olvidados, cuyas obras de cartonería se exhiben en el lobby del edificios del Congreso de la Ciudad de México en el Zócalo capitalino, habitan en el perímetro de Álvaro Obregón, donde también han hecho una labor cultural y social que se busca promover en una Casa de Cultura.

 

“Realizan un esfuerzo de integración y creación del arte popular que desde hace varios años ha recuperado el parque ubicado en la Avenida Guajiras y Yuncas de la colonia Segundo Reacomodo de Tlacuitlapa, mejor conocido como El Queso, liberándolo de la violencia y generando actividades culturales especialmente a través de la técnica de la cartonería”, expuso.

 

Señaló que a través de esta labor que inició desde hace 17 años, los colectivos no solo  hacen un aporte cultural, sino también fomentan el uso del espacio público como herramienta de cohesión social mediante la impartición de talleres y práctica cultural que coadyuvan a la formación artística con sentido social y de manera voluntaria.

 

La legisladora local recordó que el arte popular que surgió como alternativa al elitista, contiene un valor etnográfico y cuya manifestación creadora tiene como finalidad dirigirse al gran público, es decir, a la mayoría de la población.

 

En ese sentido, destacó la importancia del Museo de Arte Popular, que en marzo de 2006 abrió sus puertas en el Centro Histórico, que alberga exposiciones permanentes, temporales e itinerantes, así como talleres para niños, niñas, personas artesanas y público en general.

 

Además de facilitar la impartición de concursos, seminarios y actividades extramuros en beneficio 8 millones de personas, quienes a lo largo de sus casi 14 años se han involucrado en los procesos artesanales para el conocimiento y disfrute de las actuales y futuras generaciones.

 

Por tanto, en aras de replicar los beneficios aportados por el Museo de Arte Popular, se considera oportuno generar las condiciones para el establecimiento de una Casa de Cultura que aprovecha en beneficio social el trabajo que desde hace más de 17 años han llevado a cabo los colectivos artísticos”, dijo.

 

*****

Compartir esta información