CASTIGAR OMISIÓN DE IMPARTIDORES DE JUSTICIA, QUE DERIVE EN FEMINICIDIO

  • La diputada Esperanza Villalobos presentó una iniciativa para adicionar el Artículo 148 Ter al Código Penal del Distrito Federal

 

  • Los servidores públicos que incurran en esta prácticas se le impondrá de quince a veinticinco años de prisión y la inhabilitación del servicios público

 

La diputada Esperanza Villalobos propuso considerar dentro del delito de feminicidio a la omisión por parte de la persona servidora pública que incurra en prácticas negligentes en la impartición de justicia y exponga a la víctima a una situación de alta vulnerabilidad que derive en su asesinato.

 

Explicó que “la iniciativa tiene por objetivo que los encargados de la investigación, juzgadores y toda persona involucrada en la administración de justicia en la Ciudad de México, implemente las medidas necesarias para salvaguardar la integridad física y psicológica de las mujeres víctimas de intento de feminicidio”.

 

Villalobos Pérez mencionó que las mujeres y las niñas son mayormente vulnerables a la violencia, la cual se manifiesta tanto en el ámbito público como el privado. Produce secuelas graves en las víctimas como miedo, inseguridad, enfermedades físicas y psicológicas, depresión, angustia y aislamiento social entre otras, las cuales son difíciles de superar, pues en ocasiones tiene como consecuencia final la muerte de muchas.

La Iniciativa con proyecto de decreto por el cual se adiciona el Artículo 148 Ter al Código Penal del Distrito Federal fue turnada a las Comisiones Unidas de Administración y Procuración de Justicia y la de Igualdad de Género y propone lo siguiente:

 

Artículo 148 Ter. Comete el delito de feminicidio por omisión la persona servidora pública encargada de la administración de justicia cuya acción u omisión irregular, dentro de las facultades de su rango, resulte en un feminicidio.

 

Al servidor público que cometa feminicidio por emisión se le impondrá de quince a veinticinco años de prisión y la inhabilitación del servicio público.

 

 

*****

Compartir esta información