SENADO TURNA AL CONGRESO DE LA CDMX MINUTA PARA REFORMAR EL ARTÍCULO 4º DE LA CONSTITUCIÓN

  • Con la reforma se elevan a rango constitucional los programas sociales implementados por la administración encabezada por el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

 

  • Si las condiciones de salubridad lo permiten se planteará someter la reforma a la aprobación del Pleno en una sesión especial el 2 de abril.

 

La Presidencia de la Mesa Directiva del Congreso de la Ciudad de México recibió el pasado 24 de marzo una minuta del Senado de la República, con la que somete a su consideración diversas reformas y adiciones al artículo 4º de la Constitución Mexicana, informó la diputada Martha Ávila, Coordinadora del Grupo Parlamentario de MORENA.

 

La minuta plantea elevar a rango constitucional las pensiones para adultos mayores, las becas para estudiantes de bajos recursos y personas con discapacidad, así como el sistema de salud para quienes carecen de seguridad social.

 

El documento fue turnado al Congreso de la Ciudad México, así como a los demás congresos de los estados para continuar con el proceso del Constituyente Permanente. Por ello, si las condiciones de salubridad lo permiten se planteará someter la reforma a la aprobación del Pleno en una sesión especial el 2 de abril, informó la Coordinadora.

 

Ávila Ventura adelantó que el Grupo Parlamentario de MORENA votará a favor, con la intención de que las reformas entren en vigor lo antes posible, por considerar que se trata de un tema de justicia social de vital importancia para la sociedad mexicana, y se buscarán los consensos necesarios con las demás fuerzas políticas.

 

Esta reforma, puntualizó Ávila, significa convertir programas sociales en derechos sociales universales, con lo que se impide la discrecionalidad en su entrega, su condicionamiento, y se evita que el ejercicio de los derechos dependa de la voluntad de los gobiernos en turno, protegiendo la libertad política de las personas y coadyuvando en la mejora de sus condiciones de vida.

 

La diputada recordó que en 1917 la Constitución mexicana se convirtió en la primera en el mundo en reconocer derechos sociales y, en este momento, vuelve a ponerse a la vanguardia en el reconocimiento y atención de las diferencias estructurales que tradicionalmente han padecido estos grupos en situación de desventaja, al contar con menores posibilidades de acceder a los servicios elementales de salud, educación y bienestar en general.

*****

Compartir esta información