ARMONIZA CONGRESO LA LEY DE PATRIMONIO CULTURAL, NATURAL Y BIOCULTURAL CON LA CONSTITUCIÓN

  • La Diputada Lilia Rossbach enfatizó que se respeta la propiedad privada de particulares, así como los derechos establecidos en la norma suprema.

 

  • Heredaremos a generaciones futuras bienes cargados de vínculos afectivos, históricos, sociales y culturales que han conformado la identidad de esta majestuosa Ciudad, indicó.

Con 51 votos a favor, el Congreso capitalino armonizó el Artículo 64 de la Ley de Patrimonio Cultural, Natural y Biocultural con la Constitución Política de la Ciudad de México. Sólo los bienes de dominio público y uso común, declarados como Patrimonio Cultural, están sujetos a adquirir las características de ser inalienables, inembargables e imprescriptibles.

La Diputada Lilia Rossbach Suárez, Presidenta de la Comisión de Derechos Culturales, aclaró que el respeto a la propiedad privada de los particulares se debe garantizar y defender para que toda persona pueda gozar a plenitud de las prerrogativas que le otorga la ley sobre sus propiedades, tales como obtener frutos y rendimientos, enajenarlos o arrendarlos de manera libre, siempre con apego a las normas en la materia.

“Se busca dotar de mayor certeza jurídica a la ciudadanía al clarificar los alcances de una declaratoria de Patrimonio Cultural respecto a un determinado bien, para que quienes sean propietarios de bienes inmuebles en nuestra Ciudad tengan seguro que desde el Legislativo tenemos el firme compromiso de respetar y hacer respetar la Constitución, y que en ningún momento se pretende atentar contra los derechos fundamentales que nuestro marco normativo vigente resguarda en beneficio de todas y todos”, destacó.

La legisladora de Morena destacó que el dictamen, basado en una Iniciativa de la entonces Diputada Gabriela Osorio Hernández, recibió comentarios positivos de las Secretarías de Cultura y de Desarrollo Urbano y Vivienda (SEDUVI), así como del Colegio de Notarios local, con los elementos técnicos de las autoridades y los planteamientos del gremio notarial.

“Se adecúa la Ley para garantizar el derecho de las y los ciudadanos a la conservación, protección y salvaguarda de la herencia cultural patrimonial que nos ha legado nuestra historia, sin afectar en modo alguno la propiedad privada, y así poder disfrutar y heredar a las generaciones futuras nuestros bienes culturales cargados de vínculos afectivos, históricos, sociales y culturales que han conformado nuestra identidad como habitantes y visitantes de esta majestuosa Ciudad”, concluyó.

 

*****

Compartir esta información