PALABRAS DE LA DIPUTADA VALENTINA BATRES GUADARRAMA CON MOTIVO DEL DÍA INTERNACIONAL PARA LA ELIMINACIÓN DE LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES, SUSCRITA POR LA DIPUTADA PAULA SOTO MALDONADO DEL GRUPO PARLAMENTARIO DE MORENA

El 25 de noviembre de 1960, en la República Dominicana, se registró el asesinato de las hermanas Mirabal, quienes luchaban por la libertad política de su país. Este hecho tuvo lugar por órdenes del dictador dominicano Rafael Leónidas Trujillo.

El 17 de diciembre de 1999, la Asamblea General de las Naciones Unidas, designó el 25 de diciembre como el Día Internacional para Eliminación de la Violencia Contra la Mujer. La ONU invitó a gobiernos, organizaciones internacionales y organizaciones no gubernamentales a sensibilizar a la población en general con respecto a esta problemática, ya que la violencia de género afecta e impide el avance en muchas áreas y, por supuesto, las inmensas brechas de desigualdad que padecemos las mujeres en relación con los hombres.

Cada año, el 25 de noviembre, Día Internacional para Eliminación de la Violencia Contra la Mujer y hasta el 10 de diciembre, Día de los Derechos Humanos, se refuerzan las diversas acciones emprendidas por las dependencias con la finalidad de acabar con la violencia contra las mujeres y niñas en todo el mundo y para reconocer a las mujeres que han luchado para la reivindicación de nuestros derechos como mujeres.

La exigencia de mayor seguridad y mejores estrategias que garanticen espacios libres y seguros es tan legítima como el reclamo de justicia, cuando el reclamo de las mujeres y las niñas ya han sido violentados. Sin embargo, el mayor reto de todos es garantizar una vida libre de violencia para las mujeres y las niñas en nuestra Ciudad.

El Gobierno Capitalino no ha sido omiso. Desde la implementación de las medidas y recomendaciones emitidas por la solicitud de Alerta de Violencia de Género, así como la creación de la Fiscalía Especializada para la Investigación del Delito de Feminicidio, el Gabinete de Igualdad Sustantiva y Violencia contra las Mujeres, las Abogadas de Mujeres en los Ministerios Públicos y el Plan de Acción inmediatas de Atención de Violencia Contra las Mujeres, son acciones que ya ha implementado el Gobierno de nuestra Ciudad.

 

El Congreso de la Ciudad de México, en su Primera Legislatura, se ha sumado en trabajo conjunto con el Gobierno local, atendiendo con acciones concretas que han estado a la altura de la emergencia.

Asimismo, desde el Poder Legislativo se ha trabajado para realizar todas las reformas necesarias, tanto al Código Penal como a la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida de Violencia, y a todos los ordenamientos legales necesarios para enfrentar la violencia de género.

Con la indignación e impotencia de las mujeres de esta Ciudad, combatimos la violencia exacerbada que desde todos los ámbitos hemos vivido, así como el miedo, que son lastres que nos unen por la exigencia del ejercicio pleno de todos los derechos de todas las personas.

Para una Ciudad de derechos que merece la población, la responsabilidad es compartida. La reconstrucción social tan esperada, requiere el compromiso de todas las partes, de los tres niveles de gobierno y de la sociedad civil, para que pronto veamos el día que todos y todas avancemos a una vida libre de violencia contra las mujeres por el simple hecho de serlo.

Al constituirnos nosotras en más del 52 por ciento de la población, merecemos los mismos derechos que el resto, y no nos deben ser ajenos los efectos nocivos que implican para el desarrollo de las naciones, el machismo estructural que impera en la dinámica social y que desafortunadamente decanta en la violencia de género que tanto lacera a nuestra Ciudad, a nuestro país y al mundo entero.

Gracias.

 

*****

Compartir esta información