ES REPROBABLE LA TALA INMODERADA Y EL ABANDONO QUE HAN SUFRIDO LAS ÁREAS FORESTALES EN LA CIUDAD DE MÉXICO, PRINCIPALMENTE EN MILPA ALTA

  • La deforestación y abandono de diversas áreas forestales, principalmente en Milpa Alta, se ha convertido en un problema que amenaza con agravar los problemas de contaminación y los efectos del cambio climático en la capital, apuntó la legisladora del Grupo Parlamentario de MORENA, María Guadalupe Chavira de la Rosa.

 

La Ciudad de México cuenta con importantes zonas de conservación que son ricas en recursos forestales, entre las que se encuentran el Bosque de Chapultepec, los Ejidos de Xochimilco y San Gregorio Atlapulco, el Bosque de Tlalpan, las Cumbres del Ajusco, el Cerro de la Estrella, el Desierto de los Leones y las zonas forestales de Milpa Alta de gran valor ambiental, entre otras.

Chavira de la Rosa, detalló que en el mismo sentido, la conservación y el manejo sustentable de los bosques y las áreas verdes en la zona metropolitana, deben ser temas prioritarios en la agenda de todos y todas a fin de coadyuvar al gobierno capitalino en esta tarea.

Si abordamos desde ahora este tópico, acompañaremos las declaraciones de la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, con relación a que el suelo de conservación de la capital tendrá cada año mil millones de pesos. Con lo que se busca apoyar la producción agrícola, modificar las estrategias de siembra, como quemas de terreno, y la reforestación, sentenció la representante del Distrito VII.

Hay que tener en cuenta que cerca del 80% de la perdida de especies corresponde a cambios de uso de suelo de la tierra, principalmente por deforestación. También, que la pérdida de cada hectárea en la Ciudad de México se deja de favorecer la recarga de 2.5 millones de litros de agua cada año. Y, en ese sentido, la urbanización de 2,693 hectáreas son ocupadas por asentamientos humanos irregulares en sistemas de captación y se dejan de infiltrar 6 mil 734 millones de litros de agua al año, precisó Guadalupe Chavira.

La legisladora de Milpa Alta y Tláhuac resaltó que la única defensa del bosque son sus antiguos comuneros, quienes desde hace más de 400 años lo ven como patrimonio familiar y cultural. Abona esto a lo divulgado por la Doctora Claudia Sheinbaum Pardo, Jefa de Gobierno, el fin de semana en una visita a la Alcaldía de Milpa Alta, sobre los daños sufridos en esa demarcación por la tala clandestina, deforestación o por vientos.

Por último, Chavira De la Rosa criticó la tala ilegal de árboles y el abandono de las zonas forestales. A pesar de que la Administración Pública Local cuenta con un Programa de Reforestación, cuyo objetivo es llevar a cabo el saneamiento y la reforestación de zonas forestales afectadas.

*****