SOLICITA DIPUTADO MIGUEL ÁNGEL MACEDO ESCARTÍN AUMENTAR LA PENA AL ROBO DE COMPUTADORAS DE AUTOMÓVILES

 

 

  • Propuso agregar una Fracción Tercera al Artículo 225 del Código Penal para el Distrito Federal, la cual quedaría de la siguiente manera.

 

El Diputado Miguel Ángel Macedo Escartín presentó una iniciativa para que el robo de la Unidad de Control Eléctrico de los automóviles se castigue de acuerdo a la proporción del daño causado, ya que al sustraer esta parte el vehículo queda inservible y representa un daño económico alto para el dueño.

En Tribuna, el representante del Distrito 29 dijo que los afectados por este tipo de delito tiene que gastar desde los 20 mil pesos hasta los 80 mil pesos, para reponer la pieza, situación que a veces obliga a recurrir al mercado ilegal puesto que se pudiera conseguir hasta en 5 mil pesos.

“Es así que el Código Penal debe ser modificado debido a que no son proporcionales las penas de la conducta, de cuando sustraer la Unidad de Control Eléctrico, mejor conocidas como computadora, la conducta tiene que ser más penada, debido que la sustracción de dicha computadora deja in servible el auto y generando un impacto económico para la víctima”, subrayó.

En la primera sesión presencial de la Segunda Legislatura, el Legislador explicó que la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJ), se encuentra con una nueva forma de robo y donde se aplican penas que no son proporcionales a la conducta, ya que la computadora no solamente sirve para optimizar el rendimiento del auto, también es una herramienta importante para el diagnóstico de problemas, además que ello determina el valor del vehículo.

Macedo Escartín indicó que pese a lo anterior, el robo de las denominadas computadoras de los vehículos automotores se ha vuelto un negocio rentable, debido a que estas unidades se encuentran muy fácilmente en el cofre de los vehículos pudiendo ser arrancadas y cortados en unos cuantos segundos.

“Asimismo se ha visto en diversos videos que con el robo de estas autopartes se encuentran bandas delictivas que tienen un modus operandi y que gracias a la facilidad con la que pueden robarse y a su fácil compra, este delito ha ido aumentando”, puntualizó.

Macedo Escartín precisó que actualmente la sustracción de la computadora se encuentra clasificada como robo de autopartes, por lo que la sanción corresponde a la mitad de la pena de lo correspondiente al robo total del automóvil, prevista en el Artículo 225 del Código Penal para el Distrito Federal, que va de los dos a los ocho años de prisión.

Por lo anterior propuso agregar una Fracción Tercera al Artículo 225 del Código Penal para el Distrito Federal, la cual quedaría de la siguiente manera:

III. Cuando la parte sea necesaria para regular, leer, procesar y comandar todos los demás componentes electrónicos del vehículo.

La iniciativa fue turnada a la Comisión de Administración y Procuración de Justicia.

 

*****