RESOLUCIÓN DE LA SCJN ES UNA RESTAURACIÓN DE UNA DEUDA HISTÓRICA CON LAS MUJERES

 

 

  • La Diputada Ana Francis López Bayghen se pronunció por la resolución del Máximo Tribunal del país, al despenalizar el aborto.

 

 

  • La Diputada Plurinominal mencionó que esto garantiza el derecho a la salud, a la vida libre de violencia, a la igualdad y no discriminación y para eso están los tres poderes, “para garantizarlos, no para quitarlos, no para violarlos, no para invisibilizarlos”.

 

 

La resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), de despenalizar el aborto, es una muestra de que nuestra sociedad da pasos firmes en la restauración de una deuda histórica con las mujeres, afirmó la Diputada del Grupo Parlamentario de Morena, Ana Francis López Bayghen.

 

Al subir a Tribuna del Congreso de la Ciudad de México para dar un posicionamiento sobre la resolución del Máximo Tribunal del país, dijo que la inconstitucionalidad de la penalización del aborto sienta un precedente histórico para que México proteja el derecho a decidir de todas las mujeres sin importar las razones por las cuales toma la decisión y sin importar su condición social.

 

“Un reciente estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) demuestra que la ilegalidad y la criminalización del aborto sólo impactan en la inseguridad de los procedimientos y sus consecuentes efectos en la vida, la salud y la libertad de las mujeres, mas no en su incidencia. Por lo que despenalizarlo, sólo salva mujeres, no aumenta el número de abortos, estamos salvando vidas”, enfatizó.

 

La Diputada Plurinominal mencionó que despenalizar el aborto es garantizar el derecho a la salud, a la vida libre de violencia, a la igualdad y no discriminación y para eso están los tres poderes, “para garantizarlos, no para quitarlos, no para violarlos, no para invisibilizarlos”.

 

López Bayghen afirmó que a ninguna sociedad justa le sirve ignorar que son las mujeres más pobres las que mueren por falta de atención médica o abortos mal practicados, y son las mismas las que se encuentran hoy en la cárcel.

 

Rodeadas de sus compañeras diputadas, quienes llevaban puestos pañuelos verdes y letreros con los hashtag #MaternidadLibreydeseada y #NingunaMujerPresaPorAbortar, Ana Francis recalcó que “cuando una sociedad aspira a ser justa, argumenta desde la ética y no desde la moral, los dogmas o los fundamentalismos. Los dogmas y los fundamentalismos impiden mirar los derechos, polarizan”.

 

Precisó que es obligación del Estado el reconocimiento del derecho y el otorgamiento de todos los medios para su cumplimiento, porque la decisión de interrumpir un embarazo es decisión de las mujeres y personas gestantes; es labor del Estado acompañarlas, no juzgarlas y mucho menos encarcelarlas.

Por último, agregó que una sociedad justa, acompaña, acuerpa, reconoce, progresa en los derechos y avanza.

 

*****

Compartir esta información