PROPONE DIPUTADO MIGUEL ÁNGEL MACEDO CAMBIAR DENOMINACIÓN DE LA LEY DE LOS NO FUMADORES EN MATERIA DE RECONOCIMIENTO DE LA CIUDAD DE MÉXICO

 

 

  • Sólo entre el 5 por ciento y el 15 por ciento de la población fumadora es capaz de lograr el abandono a esta adicción, que se encuentra entre las diez principales causas de mortalidad en México, señala.

 

  • Afirma que más de 4 mil millones de colillas acaban en los suelos de las ciudades de México.

 

El diputado del Grupo Parlamentario de Morena en el Congreso de la Ciudad de México, Miguel Ángel Macedo Escartín, propuso actualizar la Ley de Protección a la Salud de los no Fumadores para el Distrito Federal, así como inhibir el consumo de tabaco entre los capitalinos, ya que no sólo trae problemas de salud, sino también problemas de contaminación ambiental.

Al presentar la iniciativa por la que se cambia la denominación de la Ley en materia de reconocimiento de la Ciudad de México como entidad federativa en sustitución del nombre de Distrito Federal, el legislador señaló que en nuestro país existe una tasa alta de morbimortalidad relacionadas con el tabaquismo en edades tempranas.

“Más aún cuando diariamente surgen nuevos fumadores, mismos que son considerados en la industria tabacalera como fumadores de reemplazo”, afirmó el legislador Macedo Escartín, quien señaló que de acuerdo con datos estadísticos, “sólo entre el 5 por ciento y el 15 por ciento de la población fumadora es capaz de lograr el abandono a esta adicción.

El diputado por Iztapalapa afirmó que el consumo de tabaco se encuentra entre las diez principales causas de mortalidad en México. “En nuestro país, más del 50 por ciento de los cigarros se consumen en el exterior, y de éstos, únicamente el 59 por ciento, se deposita en ceniceros o basureros. “Esto quiere decir que más de 4 mil millones de colillas acaban en los suelos de las ciudades de México”, subrayó.

“Estos desechos pueden llegar a viajar miles de kilómetros y contaminar diferentes ecosistemas, encontrándose muy a menudo en zonas urbanas, pero también en la naturaleza, incluidos los océanos”, agregó.

Dijo que diversos estudios muestran que su efecto contaminante puede durar entre 7 y 12 años, e incluso, algunos autores afirman que pueden llegar hasta los 25 años.

Por lo anterior y preocupado por la salud de las personas y su derecho a gozar de un ambiente limpio, el diputado Miguel Ángel Macedo adicionó a la iniciativa a los organismos administrativos actuales y estén acorde con los marcos jurídico y normativo vigentes para la Ciudad de México.

 

*****