PROPONEN SANCIONAR CON 36 HORAS DE TRABAJO COMUNITARIO A QUIENES DAÑEN MONUMENTOS PÚBLICOS DURANTE MANIFESTACIONES

 

  • Nazario Norberto Sánchez, presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales e Iniciativas Ciudadanas, presentó una iniciativa para reformar la fracción V del Artículo 29 de la Ley de Cultura Cívica.

 

El presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales e Iniciativas Ciudadanas del Congreso de la Ciudad de México, Nazario Norberto Sánchez, presentó una iniciativa de reforma la Ley de Cultura Cívica para sancionar hasta por 36 horas de trabajo en favor de la comunidad, a quien dañe muebles o inmuebles públicos y privados derivado de marchas y actos vandálicos.

En sesión virtual del Congreso capitalino destacó en el documento que propone reformar la fracción V del Artículo 29 de la Ley de Cultura Cívica, que busca establecer acciones para que las y los ciudadanos que dañen inmuebles y muebles públicos y privados reparen el daño causado con trabajo comunitario.

Se señala que es una transgresión “Dañar, pintar, maltratar, ensuciar o hacer uso indebido de las fachadas de inmuebles públicos o de particulares, sin autorización de éstos, estatuas, monumentos, postes, arbotantes, semáforos, parquímetros, buzones, tomas de agua, señalizaciones viales o de obras, puentes, pasos peatonales, plazas, parques, jardines, elementos de ornato, mobiliario y/o instalaciones de los Servicios de Transporte de Pasajeros u otros bienes semejantes”.

Nazario Norberto explicó que las horas determinadas de trabajo en favor de la comunidad consistirán en la limpieza, pintura y en su caso, restauración de los bienes muebles o inmuebles dañados, las cuales podrán extenderse hasta 36 horas.

“Finalmente, para el caso de daños a bienes muebles o inmuebles, estatuas o monumentos con valor histórico catalogados por el INAH o el INBA, se aplicarán las sanciones estipuladas en la Ley Federal en la materia”, dijo el legislador de Morena.

La iniciativa fue turnada a la Comisión de Administración y Procuración de Justicia del Congreso de la Ciudad de México para su análisis y dictamen.

 

*****