APRUEBA EL CONGRESO LA LEY DE PATRIMONIO CULTURAL NATURAL Y BIOCULTURAL DE LA CIUDAD DE MÉXICO

 

  • La Diputada Gabriela Osorio destacó la consolidación de la capital como una metrópoli que revalora su memoria histórica.

 

  • “Hoy, más que nunca, la pandemia nos ha enseñado que para construir futuro requerimos de fortalecer las identidades, para lo cual los patrimonios son fundamentales”, indicó.

 

Mediante un proceso de construcción legislativa, participativa e interdisciplinaria, el Congreso capitalino cumple con el mandato Constitucional de expedir la Ley de Patrimonio Cultural, Natural y Biocultural que abroga la Ley de Salvaguarda del Patrimonio Urbanístico Arquitectónico para la consolidación de una Ciudad que revalora su patrimonio, señaló la Diputada Gabriela Osorio Hernández. Presidenta de la Comisión de Derechos Culturales.

“Hoy, más que nunca, la pandemia nos ha enseñado que para construir futuro requerimos de fortalecer las identidades, repensar lo común, para lo cual los patrimonios son fundamentales ya que son los elementos clave con los cuales damos sentido a nuestras vidas, a nuestro pasado, presente y futuro”, expuso.

La Presidente de la Comisión de Derechos Culturales recordó que desde diciembre de 2018, luego de mesas, foros y espacios de reflexión, los integrantes de la Comisión reconocieron el gran reto de legislar sobre los patrimonios de la Ciudad histórica más grande del mundo, que exigía armonizar conceptos, innovar respecto a la protección en contextos diversos, incluir el uso de tecnologías, garantizar la participación social, incorporar ejes transversales de educación y clarificar las sanciones ante el daño al patrimonio.

Refirió que en el dictamen, aprobado con 57 votos a favor, se incorporan las atribuciones de las autoridades encargadas de la aplicación de la Ley, así como del nuevo órgano colegiado denominado Comisión Interinstitucional del Patrimonio Cultural, Natural y Biocultural y del Consejo Social Consultivo; se da relevancia a la Comisión de la Memoria Histórica; y se establece un capítulo de salvaguardias con medidas técnicas y jurídico-administrativas que preserven y enriquezcan el patrimonio local.

“Todas las modalidades de patrimonio, que abarcan desde grandiosas obras arquitéctonicas y monumentos históricos, hasta los rituales y monumentos naturales, impactan y enriquecen nuestras vidas de múltiples y, a veces, imperceptibles maneras”, finalizó.

*****