PROPONEN REFORMAR EL CÓDIGO CIVIL PARA QUE JUECES TOMEN EN CUENTA EL MALTRATO INFANTIL DURANTE DIVORCIOS Y CUSTODIA DE MENORES DE EDAD

 

  • La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resolvió que cualquier maltrato físico contra personas menores constituye un trato cruel y degradante, por lo que plantea la erradicación, afirma diputada Yuriri Ayala

 

Con la finalidad de contribuir a la erradicación de los maltratos y las agresiones físicas como método de disciplina para niñas y niños, la diputada del Grupo Parlamentario de Morena en el Congreso de la Ciudad de México, Yuriri Ayala Zúñiga, presentó una iniciativa para modificar el Código Civil para el Distrito Federal para que las agresiones sean consideradas por las personas  juzgadoras en materia familiar al momento de determinar la guarda y custodia, o bien al resolver la acción de cambio de guarda y custodia de los menores de edad.

 

Afirmó que es necesario hacer visible que este tipo de conductas resultan violatorias del derecho de la niñez a su desarrollo integral y, en consecuencia, son socialmente reprobables, por ello es indispensable incluir la regulación de tales aspectos en la legislación civil local.

 

La legisladora Ayala Zúñiga detalló que con este proyecto se da respuesta a la resolución de la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que en junio de 2020 resolvió el amparo en revisión 8577/2019, mediante el cual estableció que cualquier maltrato físico contra personas menores de edad, sea leve, moderado o grave, que tenga por objeto causar dolor o malestar, o bien que busque humillar, denigrar, asustar o ridiculizar, constituye un castigo corporal y un trato cruel y degradante, por lo que plantea la erradicación de este tipo de situaciones en la sociedad.

 

Para dar respuesta a este llamado, la diputada Yuriri Ayala comentó que la iniciativa tiene por objeto adecuar el contenido normativo establecido en los artículos 271, 282 y 283 del Código Civil para el Distrito Federal (ahora Ciudad de México), a fin de incluir los maltratos y las agresiones físicas empleados como método disciplinario de menores de edad, como un elemento a tomar en cuenta durante procesos de separación o para determinar el cambio de custodia de los menores de edad.

 

La iniciativa fue turnada a la Comisión de Administración y Procuración de Justicia del Congreso capitalino para su análisis y dictaminación.

 

 

*****