UNA RECLASIFICACIÓN DE LOS ESTABLECIMIENTOS MERCANTILES PIDEN SERVIDORES PÚBLICOS

 

  • No se trata de normar por normar, sino que la ley sí se pueda cumplir.

 

La nueva Ley de Establecimientos Mercantiles de la Ciudad de México debe caracterizarse por ser cumplible y factible, e incorporar una nueva clasificación de los establecimientos mercantiles, recomendaron servidores públicos de los gobiernos federal y local.

Durante la sexta y última sesión, vía remota, del conversatorio Hacia la creación de una nueva Ley de Establecimientos Mercantiles, los ponentes se manifestaron por una legislación que sea acorde a nuestra realidad y en específico a los requerimientos de los propietarios de miles de negocios.

El asesor de la Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil de la Ciudad de México, Jorge Antonio Ortiz Torres, destacó la necesidad de armonizar las leyes en materia de establecimientos mercantiles y de protección civil.

Sin embargo, aclaró que no se trata de normar por normar, sino de elaborar una ley que sí se pueda cumplir y que sea factible, que otorgue certeza jurídica a los dueños de los comercios.

Al informar que el año pasado se publicó la Ley de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil, que incorpora el registro de los programas de protección civil en una plataforma digital con la posibilidad de actualizarlos, aclaró que esos programas tienen como finalidad reducir o evitar los daños causados por fenómenos perturbadores.

La norma establece que los establecimientos de bajo riesgo están exentos de ese instrumento, y la vigilancia y seguimiento de los programas de los negocios de mediano riesgo están a cargo de las alcaldías, mientras que a la Secretaría de Gestión Integral de Riesgos compete la supervisión de los negocios considerados de alto riesgo, explicó.

En cambio, observó, la Ley de Establecimientos Mercantiles tiene  clasificaciones de bajo impacto, impacto zonal e impacto vecinal que no necesariamente corresponde al concepto de riesgo.

En su turno, el subdirector de Establecimientos Mercantiles y Espectáculos Públicos de Miguel Hidalgo, Argel Quintero Díaz, hizo énfasis en la necesidad de que la nueva norma que regulará el funcionamiento de los establecimientos mercantiles responda de manera rápida y eficiente a los requerimientos de las personas que invierten en un negocio.

La futura legislación, subrayó, debe estar acorde a la nueva situación que nos dejará la pandemia provocada por el Covid-19. Es una necesidad adecuarla a nuestra realidad, puntualizó.

El funcionario propuso al Poder Legislativo local que se haga una reclasificación de los establecimientos, de acuerdo a su naturaleza, entre ellos los salones para fiestas, salones de belleza, salas de masaje y los llamados spa, porque en su mayoría han incorporado la venta de bebidas alcohólicas.

En tanto, el coordinador de Estados y Municipios de la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria, Ramón Archila Marín, presentó el programa de la institución para la recuperación del desarrollo económico del país.

Las acciones a seguir son avanzar en el proceso de simplificación de trámites, estimular la actividad económica local, continuar con el programa de regulación en materia de telecomunicaciones y otorgar asistencia técnica para la emisión de respuestas regulatorias, sin erogar recursos adicionales.

Asimismo dio a conocer que la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria elaboró un reporte sobre las mejores prácticas en la materia. En apoyo a las pequeñas y medianas, destacan las alcaldías Benito Juárez, Cuauhtémoc, Miguel Hidalgo y Milpa Alta, mientras que en el rubro de apoyos a grupos vulnerables, sobresalen Iztapalapa y Magdalena Contreras.

Cabe mencionar que las exposiciones vertidas en las seis sesiones del conversatorio nutrirán la iniciativa de Ley de Establecimientos Mercantiles de la Ciudad de México.

*****