LAS REFORMAS A LA LEY DE AUSTERIDAD ATENDERÁN DE FORMA ÓPTIMA LA EMERGENCIA ECONÓMICA Y SANITARIA POR COVID-19


  • La diputada Valentina Batres explicó que las modificaciones no parten de un capricho o de obstinación personal.

 

  • Desmintió aquellas posiciones políticas que afirman que dicho dictamen carece de fundamento legal, pone en riesgo la división de poderes y violenta la independencia de organismo autónomos.

 

Las reformas a la Ley de Austeridad no parten de un capricho o de obstinación personal sino de la responsabilidad de atender una emergencia económica mundial con repercusiones nacionales y locales ocasionada por la pandemia por el CoVid-19, afirmó la Diputada Valentina Batres Guadarrama.

En la primera Sesión Virtual Extraordinaria del Segundo Año de Trabajo del Congreso de la Ciudad de México, al hablar a favor de las reformas a la Ley de Austeridad,desmintió aquellas posiciones políticas que afirman que dicho dictamen carece de fundamento legal, pone en riesgo la división de poderes y violenta la independencia de organismo autónomos.

“Las decisiones de las necesidades sociales no pueden sujetarse a las interpretaciones sesgadas, opiniones personales o caprichos partidistas que se basan en premisas falsas desatendiendo lo dispuesto en las normas vigentes y menos despreciando las necesidades sociales y obstaculizando deliberadamente, facciosamente, la función ejecutiva de la Jefa de Gobierno”, enfatizó.

Batres Guadarrama explicó que la propuesta de la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo retoma lo que ya menciona la ley, estableciendo un nuevo mecanismo para que las reducciones en el presupuesto puedan llevarse a cabo de manera pronta y expedita, para atender la emergencia sanitaria.

Recordó que el artículo 23 vigente de la Ley de Austeridad,dice que los organismos y órganos deben coadyuvar en el cumplimiento de las normas de disciplina y equilibrios presupuestarios a través de ajustes a sus respectivos presupuestos, por tanto, no se trata de una disposición nueva.

“La ciudadanía requiere de servicios públicos o programas sociales con infraestructura en general, en todo lo que la ciudad está obligada a proporcionar aunado al compromiso gubernamental de atender los costos económicos, requerimientos y materia de salud derivados de la pandemia”, reiteró.

*****