EL PARLAMENTO DE PERSONAS CON DISCAPACIDAD ES UN REFERENTE QUE VISUALIZA LAS BARRERAS QUE SUFRE ESTE SECTOR

 

  • Este evento tiene la finalidad de sentar las bases para hacer de la Ciudad una de las más incluyentes del continente: Dip. Temístocles Villanueva Ramos.

 

El primer Parlamento de Personas con Discapacidad de la Ciudad de México es un referente que servirá para observar todas las barreras que, como sociedad, hemos puesto al desarrollo, a la igualdad de oportunidades y a la eliminación de la exclusión, ya que entender la discapacidad va más allá de comprender la condición de vida de alguien o si existen padecimientos por alguna enfermedad o accidente, así se manifestó el diputado Temístocles Villanueva Ramos.

 

El evento tiene la finalidad de sentar las bases para convertir a la Ciudad en una de las más incluyentes del continente, aseguró el legislador durante la ceremonia inaugural.

 

“Debe ser visto como un mecanismo participativo que nos brinde herramientas a las y los diputados de la I Legislatura, para continuar con los cambios que se requieren en favor de la ciudadanía y de las poblaciones de atención prioritaria”.

Ante legisladores, invitados y asistentes, el morenista explicó que este evento corresponde a una serie de atribuciones que el Reglamento del Congreso de la Ciudad de México mandata para su realización, como Comisión de Derechos Humanos del Poder Legislativo, y que representa una de las acciones más plurales dentro del marco normativo interno del Congreso.

“El Parlamento de Personas con Discapacidad es pluralidad y diversidad. Pluralidad en la que la condición humana se manifiesta de distintas maneras que pueden volver más complejo el andar continuo, pero que también brinda un panorama más amplio respecto al valor de la vida y al entendimiento de nuestra sociedad”.

Asimismo, Villanueva Ramos explicó que en la primera edición del Parlamento de Personas con Discapacidad, se recibieron 46 solicitudes de 14 alcaldías de la Ciudad de México, de personas cuyas discapacidades están reconocidas por el Estado mexicano: discapacidad motriz, intelectual, psicosocial, auditiva, visual y múltiple.

En la Ciudad de México, dijo, hay más de 500 mil personas que viven con algún tipo de discapacidad, de las cuales más del 80 por ciento no pueden vivir con plenitud sus derechos humanos y su libre desarrollo de la personalidad, así como gozar de su capacidad jurídica y de la toma de sus decisiones.

“Como muchas y muchos mexicanos, las personas con discapacidad padecen carencias, violencia e inaccesibilidad a los servicios básicos de salud. En la Ciudad de México no es la excepción. No obstante, los cambios son graduales y deben ser profundos”.

Recordó que en la capital se cuenta con una Ley de Integración al Desarrollo de las Personas con Discapacidad, además de que la Constitución local especifica un apartado reconociendo la “Ciudad global”, por lo que es evidente la importancia de los instrumentos internacionales en materia de discapacidad, como la Convención sobre los Derechos Humanos de las Personas con Discapacidad y su Protocolo.

“Estos dos ejercicios, han contribuido a hacer una revisión exhaustiva del estado en el que se encuentra la Ciudad y dónde están las áreas de oportunidad, pues la sociedad aún representa un obstáculo para la discapacidad”.

Por último, dijo estar agradecido con las áreas administrativas, de Resguardo y de servicios parlamentarios por el esfuerzo realizado en el que se capacitaron ante el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México y por los ajustes razonables realizados para lograr que las instalaciones del Congreso sean más accesibles.

 

*****