AHORA EL FEMINICIDIO SE CASTIGARÁ HASTA CON 70 AÑOS DE PRISIÓN EN CIUDAD DE MÉXICO

 

  • Conforme al dictamen con reformas a diversas leyes y al Código Penal capitalino que se someterán al pleno en período extraordinario: Nazario Norberto Sánchez, integrante de la Comisión de Administración y Procuración de Justicia.

 

Con los cambios al Código Penal, a la ley de Cultura Cívica, así como a la ley Orgánica del Poder Judicial, todos de la Ciudad de México, enviadas por la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, los victimarios dejarán de gozar de atenuantes y si cometen feminicidio purgarán una sentencia de 35 a 70 años de prisión, aseveró el diputado Nazario Norberto Sánchez, integrante de la Comisión de Procuración y Administración de Justicia del Congreso capitalino.          

 

En entrevista, manifestó que desgraciadamente este tipo de asesinatos ha proliferado por lagunas legales que impiden castigar con toda severidad, y por eso muchos delincuentes cometen crímenes contra las mujeres, porque saben que saldrán impunes. Sin embargo, Norberto Sánchez aclaró que cuando no se llegue a comprobar el feminicidio, el delito se tratará como un homicidio.

 

Dijo que con las reformas al artículo 148 bis del Código Penal capitalino, contenidas en el dictamen que se someterá a consideración del pleno del Congreso local el próximo periodo extraordinario, se tipifica claramente el feminicidio como privar de la vida una mujer por razones de género, e incluye supuestos como violencia sexual, lesiones, mutilaciones y necrofilia; además de amenazas, acoso o violencia y lesiones en los ámbitos familiar, laboral o escolar.

 

“Igualmente cuando la víctima haya tenido una relación de parentesco por consanguinidad, afinidad, matrimonio, concubinato, sociedad de convivencia, noviazgo o algún otro supuesto de amistad, subordinación o superioridad; cuando el cuerpo de la víctima sea expuesto o arrojado en un lugar público; y también cuando la fallecida previamente fue incomunicada, se encontrara en estado de indefensión, desprotección, o tenido dificultad para pedir auxilio”, señaló.

 

El también presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales e Iniciativas Ciudadanas del Congreso capitalino, destacó que también otra reforma importante contempla que si los servidores públicos retardan o entorpecen intencionalmente la procuración y administración de justicia, serán castigados con penas de tres a ocho años de cárcel y a 500 días multa, además de la destitución e inhabilitación de tres a 10 años.

 

Finalmente, Nazario Norberto recalcó que con estas modificaciones legales, de nueva cuenta, la Ciudad de México se pone a la vanguardia en las leyes efectivas para cuidar a los ciudadanos, así como en los hechos combatir la impunidad y la inseguridad.

 

****