ES INCONCEBIBLE QUE LA DERECHA MEXICANA CONTINÚE PENSANDO COMO EL ASESINO GUSTAVO DÍAZ ORDAZ: XÓCHITL BRAVO

 

 

  • La Diputada lamentó que haya políticos que generen odio hacia las instituciones democráticas con mensajes golpistas y el apoyo de organizaciones fascistas.

 

  • Es inconcebible que la derecha mexicana retome las consignas del asesino Gustavo Díaz Ordaz

Desde 1968 el antiguo régimen comenzó a caer y el 2 de octubre no se olvidará, pues sembró una semilla que jamás morirá en México y en Latinoamérica, y hoy los movimientos estudiantiles retoman su lucha, siempre que la injusticia se hace presente, señaló la Diputada Xóchitl Bravo Espinosa, Vicecoordinadora de Mujeres Demócratas.

“La derecha mexicana sigue pensando igual que el asesino Gustavo Díaz Ordaz, así de caduca está su agenda política. Hoy, en el 2021, es inconcebible que haya políticos usando esa misma consigna para crear odio hacia las instituciones democráticas; es una vergüenza que haya legisladores golpistas que se declaren en contra del comunismo y promuevan el golpismo con organizaciones fascistas internacionales y locales como Vox y el Yunque”, destacó.

Bravo Espinosa aseguró que México, después del 2 octubre, jamás ha vuelto a ser el mismo, y aunque el dolor inmenso de cientos de personas que nunca volvieron a ver a sus familiares y jamás recuperaron sus cuerpos no se podría compensar con nada, fueron las y los dirigentes estudiantiles quienes con su vida y lucha cambiaron la vida pública y política de este país, es por ellas y ellos que la izquierda mexicana pudo crecer y convertirse en lo que es hoy en día.

“La sangre derramada en la Plaza de las Tres Culturas abrió el camino e inspiró a las generaciones venideras y a los posteriores movimientos sociales. Las y los sobrevivientes de 1968 formaron Comités de lucha que perduraron años, y que heredamos quienes estudiamos en la UNAM o en el Politécnico; en 1998, la UNAM pudo ser privatizada por el Presidente Ernesto Zedillo, pero resurgió el Consejo General de Huelga, cuyo origen fue el movimiento del 68”, resaltó.

Finalmente, la legisladora de Mujeres Demócratas recordó aquella tarde-noche del 2 de octubre, cuando dos luces de bengala fueron la señal para que el Batallón Olimpia abriera fuego en contra de civiles indefensos que se manifestaban en Tlatelolco y en el que cientos cayeron ante el fuego de un gobierno cobarde e intolerante no sólo a las voces de los estudiantes, sino también a la de otros movimientos que se desarrollaban en paralelo.

 

*****