COINCIDEN TAXISTAS, ORGANIZACIONES SOCIALES Y GOBIERNO QUE DEBEN TRABAJAR EN CONJUNTO PARA ERRADICAR LA VIOLENCIA EN EL TRANSPORTE

  • Taxistas Unidos por México (TUM) es un movimiento de concientización de taxistas para taxistas que nace para dignificar este oficio

 

  • A pesar de que los taxis no son el espacio más peligroso para las mujeres, ellas reportan sentirse inseguras y se debe cambiar ese estigma, dice SEMUJER.

 

Este miércoles, se llevó a cabo el foro “Seguridad en el transporte, retos y perspectivas”, organizado por el diputado Miguel Ángel Macedo Escartín, presidente de la Comisión de Movilidad Sustentable y en la cual participó el diputado Guillermo Lerdo de Tejada, vicepresidente de la Comisión de Seguridad Ciudadana, el Mtro. Cirilo García Luna, director Operativo de Transporte Público Individual de la Secretaría de Movilidad de la Ciudad de México (SEMOVI), el Ing. Luis Ruíz Hernández, director general de Ingeniería y Tránsito del Gobierno de la ciudad, la Dra. Jazmín Pérez Haro, directora general de Igualdad y Sustantiva de la Secretaría de Mujeres (SEMUJER), el Mtro. Agustín González Cázares, director de investigación del Centro de Estudios de Movimientos Sociales y Sustentabilidad Urbana (CEMSU) y miembro de la Comisión Política Nacional del Frente Popular Francisco Villa, además de líderes taxistas de diversas organizaciones.

 

Al inaugurar el foro, el diputado Macedo Escartín destacó que tener un transporte público seguro y eficiente es un derecho que ampara la Constitución de la CDMX e hizo un llamado para que gobierno, empresas, conductores y usuarios trabajen juntos en lograrlo.

 

Agustín González Cázares, aseguró que uno de los problemas más importantes es la estigmatización del taxista en comparación con un conductor que se rige bajo aplicaciones, como Uber o Cabify, pero que ambos, trabajan sin seguridad ni prestaciones.

 

Ahora con las aplicaciones, bajo un esquema de modernidad, se les dice a los trabajadores del volante, «tú, no eres un taxista, eres alguien que tiene otro status, otro nivel». Y empiezan a ver a estos trabajadores como si fueran distintos a los taxistas, entre otras cosas, eso también incide en la violencia”, señaló González Cázares.

 

Por su parte, los líderes taxistas hablaron a nombre del gremio y explicaron muchas de las problemáticas que viven día a día, como la falta de seguridad a las mujeres taxistas o los delitos que sufren los taxistas por las mujeres, que en su condición de mujeres los extorsionan.

 

Se cuida mucho a la usuaria, pero para las compañeras taxistas no hay protección y no ha habido un posicionamiento al respecto de las autoridades”, exigió un líder taxista. “Las usuarias utilizan su status de mujeres para cometer ilícitos contra nosotros los taxistas… «Dame tanto o comienzo gritar que me hiciste esto o que quisiste secuestrar a mi hijo»”, dijo otro.

 

Además, los taxistas también denunciaron que la figura del taxista ha sido denigrada y han sido mostrados como una figura delictiva y peligrosa a través de los medios de comunicación y redes sociales.

 

“Se ha iniciado una campaña de linchamiento y desprestigio hacia todo el gremio, señalando a los y las trabajadores del volante como presuntos delincuentes, y, ante estos hechos, nosotros decimos, el ser taxista no es solo una profesión, es una forma hacer ciudadanía, es un vínculo móvil en el tejido social comunitario”, aseguró uno de los representante de Taxistas Unidos por México (TUM), un movimiento que nace en búsqueda de la seguridad de los transportistas y en ese afán de dignificar el oficio del transportista.

 

Una de las recomendaciones de los integrantes de TUM para garantizar mayor seguridad, es que los concesionarios de taxis pidan a los chóferes, documentos personales, como INE, comprobante de domicilio, solicitud de empleo y de ser posible, referencias, antes de entregar su unidad a trabajar. También, hicieron un llamado a entregar la unidad sin vidrios polarizados, con cinturones de seguridad y manejar con la luz interna durante la noche.

 

Durante su intervención, el diputado Lerdo de Tejada aseguró que la tecnología podría ayudar a resolver muchas problemáticas.

 

“Presentaré una iniciativa para que los policías porten cámaras corporales, la posibilidad de que los comercios y hogares que instalen cámaras en su exterior y las conecten al C5 de la ciudad reciban incentivos de carácter fiscal. Esto, con el objetivo de cubrir el mayor número de puntos en la ciudad e irle cerrando el paso a la delincuencia”, ofreció el legislador, como una probable solución a los delitos.

 

Dentro de su iniciativa, el diputado también contempla la instalación de cámaras tanto al interior como al exterior de las unidades de transporte.

 

Ustedes que recorren miles y miles de kilómetros en la ciudad, pueden ser unos ojos fenomenales en contra del crimen”, adelantó el vicepresidente de la Comisión de Seguridad Ciudadana.

 

Por su parte, la Dra. Jazmín Pérez Haro comentó que en una encuesta realizada a se para preguntarles en qué transporte sentían más inseguras, el 46% de ellas respondió que en los taxis, cuando solo el 16% de los ilícitos se han reportado en este transporte.

 

Los taxis no son los espacios con mayor índice delictivo, pero sí es un espacio referido por las mujeres como un espacio que se asocia con la inseguridad y la experiencia de miedo (…) hay que hacerle saber a las mujeres que, los taxis no son el espacio más peligroso para ellas y debemos cambiar ese estigma y esa percepción de miedo”, finalizó la directora general de Igualdad y Sustantiva de la Secretaría de Mujeres.

 

 

*****