EL CONGRESO DE LA CIUDAD QUIERE UN INSTITUTO DE LA DEFENSORÍA PÚBLICA AUTÓNOMA

 

  • El diputado Ricardo Ruiz Suárez dijo que de concretarse esto, la capital del país será pionera en la materia.

 

  • En febrero de este año presentó una iniciativa de ley para establecerlo como un organismo constitucional autónomo, encargado de garantizar un efectivo derecho de justicia mediante la orientación, asesoría y representación jurídica.

 

La Ciudad de México será pionera en contar con la Institución de Defensoría Pública autónoma que permitirá a los capitalinos acceder a la justicia en igualdad de condiciones con los que tienen la posibilidad de pagar un abogado privado, aseguró el diputado Ricardo Ruiz del Grupo Parlamentario de Morena, durante una reunión con el Consejo Directivo de la Asociación Interamericana de Defensorías Públicas.

 

“Estamos hablando de la defensoría que lleva los temas fiscales y temas administrativos, es decir es una defensoría que va a litigar contra el propio Estado en materia fiscal y de los datos administrativos del estado. Entonces sería absurdo que una defensoría de esas características no tuviera autonomía porque evidentemente defenderá los intereses de quien le está pagando a la institución”, sostuvo el legislador.

 

En febrero de este año el también Coordinador del Grupo Parlamentario Mayoritario presentó una iniciativa de ley para que la Ciudad de México cuente con el Instituto de la Defensoría Pública que tiene como propósito establecer a éste como organismo constitucional autónomo encargado de garantizar un efectivo derecho de justicia mediante la orientación, asesoría y representación jurídica de toda persona judiciales.

 

Lo anterior con la asistencia personal de abogadas y abogados públicos que presten servicios gratuitos, buscando con ello proporcionar mayor certeza en la defensa de los derechos de la población más vulnerable de la ciudad.

 

Dicha iniciativa también establece salarios dignos para los defensores de oficio, condiciones dignas de trabajo, contar con suficientes recursos económicos y humanos, ello para evitar que se litigue al vapor o de forma improvisada.

 

“Que haya un crecimiento progresivo de la institución, que tomemos la base de lo que ya existe que ya están funcionando que esos órganos los revisemos en requisitos de lo que sería el funcionamiento y órganos que estén revisando la calidad del trabajo que se realiza”, finalizó.

 

En la reunión estuvieron presentes, el presidente de la Mesa Directiva del Congreso de la Ciudad, José Martín del Campo, Netzai Sandoval Ballesteros, titular del Instituto de la Defensoría Pública en México y Nidya Lossette Arévalo Flores, directora general del Instituto de la Defensoría Penal.

 

*****

 

Compartir esta información