BÁSICA LA EXPERIENCIA Y CONOCIMIENTO DE ESPECIALISTAS PARA CONSOLIDAR LA JUSTICIA CONSTITUCIONAL

  • El seminario “Hacia una justicia constitucional local en la Ciudad de México. Análisis comparado, reflexiones y perspectivas” escuchó  voces especializadas en justicia constitucional local.

 

  • Estas reflexiones y perspectivas servirán para dar cumplimiento al artículo 36 de la Constitución local y establecer un sistema de medios de control constitucional destinado a proteger el orden jurídico.

 

El Seminario “Hacia una justicia constitucional local en la Ciudad de México. Análisis comparado, reflexiones y perspectivas”, constituyó un ejercicio de parlamento abierto que escuchó las voces especializadas en justicia constitucional local, lo que servirá para nutrir la Ley de Medios de Control Constitucional y Ley Orgánica de la Sala Constitucional, ambas de la Ciudad de México, que serán presentadas en el próximo periodo ordinario de sesiones, así lo aseguró la diputada Yuriri Ayala Zúñiga.

 

Durante la ceremonia de clausura, indicó que se busca dar cumplimiento al artículo 36 de la Constitución local, para establecer un sistema de medios de control constitucional destinado a proteger tanto el orden jurídico en su dimensión objetiva, como también cada uno de los derechos reconocidos en la misma.

 

Se siembra la semilla que dará paso a que, en un futuro cercano, sea replicado y se busque que los productos legislativos que genera este Congreso de la Ciudad de México, incorporen las reflexiones de los especialistas en el tema”.

 

Ayala Zúñiga expresó que la justicia constitucional debe abordarse con la seriedad que la propia palabra justicia representa, ya que es necesario darle la valía que conlleva y configurar un verdadero y real acceso a la justicia constitucional local.

 

“En estos días, escuchamos a especialistas en el tema de la justicia constitucional y la protección de los derechos humanos, quienes nos llevaron a realizar diversas reflexiones sobre lo que como Congreso debemos atender y, sobre todo, regular de manera idónea y eficaz en tópicos tan relevantes”.

 

Por último, indicó que no sería posible cerrar los trabajos del seminario sin reflexionar respecto de una idea del maestro procesalista italiano Piero Calamandrei que decía: “Hoy, cuando todos saben que en cada proceso, aún en los civiles, se ventila, no un juego atlético, sino la más celosa y alta función del Estado, no se acude a las Salas de justicia para admirar escaramuzas, los abogados no son ni artistas de circo ni conferenciantes de salón: la justicia es una cosa seria”.

 

 

 

 

*****