HISTÓRICO PARA EL EMPODERAMIENTO DE LA GENTE, LA NUEVA LEY DE PARTICIPACIÓN CIUDADANA

 

  • El diputado José Martín Padilla fue quien subió a exponer el dictamen por el que se expide la nueva ley.

 

  • “Dejamos atrás un modelo que ya se agotó, que no sirve al nuevo contexto social”, afirmó.

 

La nueva Ley de Participación Ciudadana de la Ciudad de México, es un parteaguas para el tiempo social y político por el que atraviesa la capital del país, porque empodera a la ciudadanía y deja atrás un modelo caduco que no sirve para el nuevo contexto, afirmó el diputado José Martín Padilla Sánchez del Grupo Parlamentario de Morena.

 

“Hoy es un día histórico, dejamos atrás un modelo que ya se agotó, que no sirve más al nuevo contexto social. Reconocemos que todo cambio es sujeto de críticas y señalamientos producto de las resistencias, pero no vamos a detener la transformación de nuestra Ciudad, vamos a avanzar y a cumplir la encomienda del pueblo”, precisó.

 

El también Presidente de la Comisión de Participación Ciudadana del Congreso de la Ciudad de México, indicó que de nada servirá contar con los mecanismos e instrumentos más avanzados si no son aprovechados por la ciudadanía crítica, autocrítica, propositiva, objetiva, imparcial e informada.

 

Destacó que otro elemento sustancial para avanzar al verdadero empoderamiento ciudadano es el conjunto de prácticas encaminadas al reconocimiento de derechos, de bienes, adquisiciones de valores cívicos para convivir de manera solidaria, respetuosa, tolerante y justa que genere arraigo comunitario.

 

“Para hablar de la participación ciudadana es indispensable situarnos en el contexto de nuestra Ciudad como un referente a nivel nacional de la progresividad de derechos, una de las ciudades de avanzada en lo político, social y cultural del país, y una de las generadoras de un importante dinamismo social.”, comentó.

 

Asimismo, explicó que el proyecto de dictamen que hoy se presenta ante el pleno del Congreso local y que abroga la Ley de Participación Ciudadana del Distrito Federal, se confirieron más derechos a la participación ciudadana, misma que se cumple hoy con dicho documento.

 

“Es, en este conjunto de derechos en los que la democracia directa y participativa, adquieren un papel relevante. Este precepto abre la posibilidad de que, a través del uso de los mecanismos e instrumentos participativos, las personas de esta Ciudad puedan opinar, participar, incidir y decidir en la vida pública y las acciones de gobierno, sobre todo en aquellas que les afectan directamente”, subrayó.

 

Padilla Sánchez agregó que esta ley contempla tres sistemas de Participación establecidos en la Constitución, la democracia directa; la democracia participativa y el control, gestión y evaluación de la función pública.

 

En cuanto a las Asambleas Ciudadanas, dijo, serán un órgano de decisión comunitaria en cada una de las colonias y unidades habitacionales, donde se tomarán acuerdos. En éstas, se tendrá derecho a voz de manera generalizada, con el añadido de que el voto podrá ser ejercido desde los 16 años, para decisiones internas.

 

Las Comisiones de Participación Comunitaria serán electas por el voto libre, universal, directo y secreto, posterior a un proceso de demarquía y quedarán integradas por 9 personas, respetando la equidad de género, la integración de las personas jóvenes, y en su caso, las personas con discapacidad.

 

“Especialmente estas Comisiones nos importan, ya que desafortunadamente en años anteriores, con gobiernos mezquinos y de nula visión social, se propició un ambiente de simulación que secuestró la participación a favor de intereses caciquiles, personales y partidistas. Para ello eliminamos las planillas, lo que da mayor oportunidad a las personas que no pertenecen a un grupo determinado, pero que quieren participar de la elección, y así transitar a la descorporativización de estos órganos de representación ciudadana”, finalizó.

 

 

*****