IMPULSAN MAYOR PARTICIPACIÓN DE MUJERES ARTESANAS INDÍGENAS EN EVENTOS CULTURALES Y ARTÍSTICOS

 

  • Las Diputadas Xóchitl Bravo y Guadalupe Chávez presentaron un exhorto a la SEPI, la Secretaría de Cultura, la STyFE y las 16 Alcaldías de la Ciudad.

 

  • Las y los artistas y artesanos enfrentan la apropiación cultural de sus diseños y la masificación de productos mal llamados artesanales.

 

El Pleno del Congreso local exhortó a las Secretarías de Pueblos y Barrios Originarios y Comunidades Indígenas Residentes (SEPI), de Cultura y de Trabajo y Fomento al Empleo (STyFE), así como a las 16 Alcaldías todas de la Ciudad de México, promover, en el marco de sus atribuciones y suficiencia presupuestal, ferias, mercados y otros eventos en el que participen mujeres artesanas indígenas de la capital.

Las diputadas Xóchitl Bravo Espinosa, de la Asociación Parlamentaria Mujeres Demócratas, y María Guadalupe Chávez Contreras, del Grupo Parlamentario de Morena, informaron que dichas dependencias detectaron, desde el inicio de la pandemia por el virus SARS-CoV-2, una amplísima vulnerabilidad en el que se encuentra el sector artesanal, ante los bajos volúmenes de ventas y cierre temporal de espacios.

“Las y los artesanos continúan siendo, a pesar de su magnificencia, un sector de la sociedad históricamente relegado ante los grandes desafíos económicos, sociales y culturales; y deben ser tratados como tesoros vivos a nivel nacional, pero especialmente en la Ciudad de México”, señaló la diputada Xóchitl Bravo al hacer uso de la tribuna.

La Legisladora de Mujeres Demócratas, también, destacó que la comunidad artística y cultural es motivo de orgullo nacional, atracción turística y admiración en el mundo; por ello surge la imperiosa necesidad de reconocer y proteger a las y los creadores artesanales, sus conocimientos, sus tradiciones y la profunda raíz de sus oficios para revitalizar su producción y presencia en la capital.

“Quienes han heredado estos conocimientos ancestrales, han enfrentado los embates de la globalización, debido a que la pérdida de oficios, métodos de elaboración tradicional y la masificación de la producción indebidamente llamada artesanal, así como la apropiación cultural de diseños para una producción carente de contexto y significado”, indicó.

Bravo Espinosa resaltó que las condiciones adversas del artesanado mexicano se exacerban cuando las artesanas son mujeres; las condiciones de brecha y desigualdad que generan las culturas heteropatriarcales, que en muchísimas ocasiones rondan y desarrollan las comunidades en las que las artesanas se desarrollan, implican crear garantías interseccionales que resignifiquen y revitalicen el artesanado femenino.

 

 

 

*****