REFORMAS A LA LEY DE ALERTA SOCIAL Y A LA LEY QUE REGULA EL FUNCIONAMIENTO DE LOS CENTROS DE ATENCIÓN Y CUIDADO INFANTIL

 

  • Las Reformas Responden a la atención localización y cuidados de las personas vulnerables. 

 

  • Se propone mejorar el sistema de Alerta Social en caso de Emergencias y desapariciones de personas mediante la entrega de pulseras o placas con códigos de identificación personal.

 

El diputado Eleazar Rubio Aldarán presentó ante el Congreso de la Ciudad de México Reformas a la Ley de Alerta Social y la Ley que Regula el Funcionamiento de los Centros de Atención y Cuidado Infantil, con el fin de integrar perspectivas regulatorias y especializadas en materia de cuidados y atención a personas con alta vulnerabilidad.

A continuación, se presenta una síntesis de su contenido:

INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE  REFORMA DIVERSOS ARTÍCULOS DE LA LEY DEL SISTEMA DE ALERTA SOCIAL DE LA CIUDAD DE MÉXICO

Esta Iniciativa de Ley responde a los objetivos de la Ciudad en materia de prevención en caso de que se presenten situaciones de emergencia o de extravío de habitantes; se pretende que para contribuir a la localización de los mismos, especialmente cuando se extravían menores de edad, se porte con una placa o pulsera que contendrá un código de identificación personal y números telefónicos de reporte.

A su vez, se busca mejorar el Protocolo de intervención de la la asistencia de personal de Sistema Local de Emergencias.

INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE  REFORMA EL ARTÍCULO 8 Y EL 23 DE LA LEY QUE REGULA EL FUNCIONAMIENTO DE LOS CENTROS DE ATENCIÓN Y CUIDADO INFANTIL PARA EL DISTRITO FEDERAL

Con miras a erradicar el maltrato infantil, las víctimas pueden experimentar consecuencias a corto, mediano y largo plazo, que pueden ser de carácter físico y/o psicosomático (afectan la esfera afectiva/emocional, conductual y social de las víctimas); y que pueden derivar en enfermedades mentales, desarrollo de hábitos disfuncionales, conductas de riesgo y desadaptativas, pero sobre todo con la pérdida de confianza en los demás, por lo que presentan dificultades para la interacción social, las relaciones afectivas y en ocasiones, de carácter sexual.

Para evitar el maltrato infantil, se busca plantear el buen trato a todos los niños como el objetivo a conseguir.

Es por ello que se debe contar con el personal completamente indicado para el cuidado de los menores.

Por lo que  propone: Desarrollar un protocolo de exámenes de control de confianza al personal de los Centros de Atención y Cuidado Infantil (CACI) con el fin de contar con el personal debidamente capacitado.

 

*****