UNA DE LAS MEJORES PRÁCTICAS DE CORRESPONSABILIDAD Y DE PARTICIPACIÓN DE LAS ASOCIACIONES PÚBLICO PRIVADAS

Es un medio para elevar la calidad de vida de la población y no implica una privatización

• Se realizó el foro Asociaciones Público Privadas como instrumento para la reactivación económica de la CDMX

Las asociaciones público privadas representan un esquema de corresponsabilidad y no de privatización, que incentivan la inversión, que son necesarias en proyectos de infraestructura de beneficio social y que son importantes para el desarrollo económico de la Ciudad de México.

Es indispensable la creación de una ventanilla única con ese propósito, que la ciudadanía conozca sus bondades y beneficios y que se apliquen mecanismos de transparencia para evitar posibles casos de corrupción, coincidieron los ponentes al Foro Asociaciones Público Privadas como instrumento para la reactivación económica de la Ciudad de México.

Aclararon que ese método se distingue por una transferencia de riesgos y no se pone en riesgo las finanzas públicas de la capital. Carlos Robles, secretario técnico de la Cámara de Diputados, aseguró que ese elemento es necesario y urgente.

En el evento, vía virtual, que organizaron las diputadas Guadalupe Chavira de la Rosa y Guadalupe Morales Rubio, el secretario de Comunicaciones del Gobierno del Estado de México, Luis Gilberto Limón Chávez, señaló que las asociaciones público privadas promueven la inversión y las innovaciones tecnológicas, además de garantizar certeza presupuestal.

Obliga asimismo al sector privado a mejorar los niveles de desempeño y de calidad de una obra pública con los mejores estándares internacionales, subrayó al afirmar que las asociaciones público privadas son un tema de justicia social, una herramienta útil, de alivio a las finanzas públicas.

A su vez, la presidenta de la Comisión de Administración Pública Local del Congreso local, Guadalupe Chavira, dio a conocer que presentó una iniciativa de ley en la materia como un modelo de participación, sin causar daño a la hacienda pública, con mecanismos de transparencia y fiscalización, con la seguridad de que son de beneficio social y que deberán alinearse a los planes de desarrollo de la ciudad.

El alcalde de Azcapotzalco, Vidal Llerenas Morales, afirmó que es mejor recurrir a una asociación público privada que a la tradicional figura de endeudamiento para la realización de una obra de carácter social.

Al hacer énfasis en la transferencia de riesgos con dicha asociación, el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción delegación CDMX, Armando Díaz Infante, habló de 94 proyectos a nivel federal y local que se desarrollan mediante la figura de asociación público privada y de proyectos de prestación de servicios en materia, de agua, educación, telecomunicaciones, infraestructura hospitalaria, energía y cultura, entre otros.

La asociación público privada eleva la calidad de vida de la población y aumenta al mismo tiempo la recaudación fiscal, consideró.

En su intervención, la secretaria de Administración y Finanzas del Gobierno de la Ciudad de México, Luz Elena González Escobar, aseguró que es necesario trabajar bajo dicho esquema de coordinación para potenciar proyectos e informó que actualmente la autoridad capitalina trabaja bajo la figura de prestación de servicios de largo plazo, coinversiones y concesiones, en la Línea 12 del Metro, en el Metrobús, en las centros penitenciarios y en el Centro de Transferencia Modal El Rosario.

Para el director general Adjunto de Banca de Inversiones en Banobras, Sergio Forte Gómez, es importante las asociaciones público privadas en esta época de crisis, provocada por la pandemia del Covid-19, y ante la contracción de la banca comercial.

Los proyectos en materia de agua, medio ambiente, carreteras y otras obras se podrán realizar mediante financiamiento, asistencia técnica y garantías, explicó al informar que Banobras ocupa el quinto sitio en el sistema bancario mexicano y que la cartera de crédito ascendía a 563 mil 532 millones de pesos a junio pasado.

En tanto, el director de Currie and Brown, Miguel Donovan García Galeana, expuso que la economía se contraerá entre 8.5 y 10 por ciento y que la recuperación se alcanzará en el 2022, a causa de la crisis sanitaria.

Aclaró que el Banco Mundial incorpora las concesiones en las asociaciones público privadas y recomendó que ese esquema se aplique en proyectos de corto plazo, como trabajos de mantenimiento, reequipamiento, rehabilitación, reconversión de hospitales, oficinas públicas y escuelas, por ejemplo.

El vicepresidente de Países del Banco Interamericano de Desarrollo, Daniel Vieitez Martínez, mencionó en su ponencia que la inversión en infraestructura aumenta en América Latina, de 2.7 a 3.5 del producto nacional, en renglones como energía, transporte y saneamiento del agua.

Ese tipo de asociaciones se ha vuelto habitual en la región, mediante la previa identificación de la necesidad del proyecto. En Brasil representa el 66 por ciento de la participación privada y en México alcanza 15 por ciento, explicó al manifestarse por la creación de una ventanilla única para la atención de las asociaciones público privadas.

En su participación, el socio del Grupo de Economistas y Asociados, Adolfo Xavier Zagal Olivares, dijo que las buenas prácticas nacionales e internacionales han mostrado que la asociación acelera la provisión de infraestructura, garantiza una mejor distribución de riesgos y calidad en el servicio.

A su vez, el vicepresidente de Financiamiento y Estructuración de Proyectos de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción en la Ciudad de México, Orlando Olmedo Muñoz, aseguró que los entes público y privado se convierten en socios y se complementan bajo la citada modalidad, para generar bienestar social. Es una de las mejores prácticas, que genera alianzas de largo plazo y que contribuye a disminuir la brecha entre alcaldías y municipios.

Coincidió en que se trata de una necesidad, con distribución de riesgos, que promueve la inversión y citó como casos de éxito las experiencias de Lima, Perú, y Medellín, Colombia, en las ramas de educación y movilidad, entre otras.

La socia fundadora de Duomo Brunell, Úrsula Carreño Colorado, se refirió en su oportunidad a los casos de éxito a nivel federal: la red compartida para aumentar la cobertura de internet, que genera precios competitivos en el servicio de telefonía con estándares de calidad, y la conservación de carreteras nacionales en los estados de Querétaro, Tamaulipas, San Luis Potosí, Chiapas y otras entidades.

Se manifestó por la participación social en los proyectos de asociación público privado, porque es indispensable que la ciudadanía conozca sus beneficios y que se trata de esquemas de corresponsabilidad y no de privatización, así como su importancia en el desarrollo económico de la ciudad y el país.

Para cerrar el foro, la presidenta de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública del Congreso capitalino, Guadalupe Morales Rubio, dejó en claro que el gobierno conserva la prestación del servicio público en las asociaciones público privadas, y que los proyectos deberán atender los principios de transparencia, de competitividad, honradez y rendición de cuentas, así como fijar las responsabilidades de las partes involucradas, aplicar mecanismos de evaluación y definir procedimientos para una posible modificación de contratos.

                                     ****