SOLICITAN EDUCAR SOBRE EL MANEJO DE EMOCIONES EN EDUCACIÓN INICIAL Y BÁSICA

  • El diputado Janecarlo Lozano dijo que propone la orientación escolar en el manejo de emociones, poniendo énfasis en el tratamiento de la depresión, ansiedad y estrés debido a su prevalencia, ya que que el 75 por ciento de los mexicanos sufre estrés.

 

  • La OPS arrojó que los trastornos mentales y neurológicos son causa del 33 por ciento de los años de vida perdidos por discapacidad entre los mexicanos, agregó.

 

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 50 por ciento de las enfermedades mentales inician antes de los 14 años de edad, por lo que diputado del Grupo Parlamentario de Morena en el Congreso de la Ciudad de México, Janecarlo Lozano Reynoso, presentó una iniciativa para reformar diversos ordenamientos para que los estudiantes de preescolar, primaria y secundaria reciban la orientación necesaria para que normalicen hablar sobre las emociones.
Al presentar la propuesta para reformar la Ley de Salud Mental del Distrito Federal, la Ley de Salud y de la Ley de Educación de la Ciudad de México, el legislador estableció que el propósito también es formar y sensibilizar a padres, tutores y docentes en la identificación y atención adecuada de problemas de salud mental y su importancia.
El diputado Lozano Reynoso mencionó que se propone la orientación escolar en el manejo de emociones, poniendo énfasis en el tratamiento de la depresión, ansiedad y estrés debido a su prevalencia, ya que que el 75 por ciento de los mexicanos sufre estrés, por encima de China 73 por ciento y Estados Unidos 59 por ciento.
El legislador por la Alcaldía Gustavo A. Madero indicó que los problemas mentales, pone en riesgo la productividad y calidad de vida; además de favorecer la aparición de otros padecimientos como depresión, ansiedad, diabetes y problemas en la piel como acné y eczema.
“Derivado de la información desarrollada en la presente iniciativa referente a la prevalencia de trastornos mentales y su aparición en niños y adolescentes, se busca que el fomento de la salud mental a través de programas que incluyan un enfoque de normalización y orientación”, recalcó.
Afirmó que los problemas mentales no nacen y se desarrollan durante la adultez, ya que la OMS reveló que los trastornos mentales y del comportamiento son recurrentes durante la infancia y la adolescencia, por lo que instó a fomentar la importancia de su prevención e identificación temprana, debido a que en estas etapas resulta difícil diferenciar entre los factores que son propios de su desarrollo y los anormales.
Lozano Reynoso agregó que el estudio “La carga de los trastornos mentales en la Región de las Américas, 2018”, de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), refiere que los trastornos mentales y neurológicos específicos constituyen una tercera parte de los años de vida perdidos por causa de discapacidad en la región de las Américas.
“El mismo estudio de la OPS arrojó que los trastornos mentales y neurológicos son causa del 33 por ciento de los años de vida perdidos por discapacidad entre los mexicanos”, mencionó.
Señaló que en el marco del confinamiento, la Organización Mundial de la Salud reporta que entre los grupos más afectados en su salud mental se encuentran los estudiantes y aquellos que tenían afecciones mentales preexistentes, derivado del cambio radical en los hábitos de vida, las clases en línea, el temor a contraer COVID-19, la falta de contacto con otras personas y el aislamiento social.
Por último. el legislador compartió los principales trastornos mentales y neurológicos que causan discapacidad en México, siendo los trastornos depresivos en ocupar el primer lugar con el 7.6 por ciento; trastornos de ansiedad con 3.5 por ciento, autoagresión y suicidio 1.3 por ciento, trastorno de esquizofrenia con 1.8 por ciento, trastorno bipolar con 1.6 por ciento, trastornos derivado del consumo de alcohol con 1.1 por ciento, trastornos por consumo de sustancias con 1.1 por ciento, trastornos de comienzo habitual en la infancia y la adolescencia con 3.1 por ciento, trastornos neurológicos con 1.0 por ciento y epilepsia con 1.4 por ciento.
La iniciativa fue turnada a las Comisiones Unidas de Salud y Educación en el Congreso de la Ciudad de México para su análisis y dictaminación.

 

*****