PROPONEN AUMENTAR PENAS POR USURPACIÓN DE IDENTIDAD DE UNA PERSONA ADULTA MAYOR

  • La diputada Esperanza Villalobos presentó una iniciativa por la que se añade un párrafo tercero al Artículo 211 Bis del Código Penal para el Distrito Federal.

 

  • “De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros, entre enero y junio de este año el 27 por ciento de las reclamaciones presentadas en dicha dependencia fueron hechas por personas mayores de 60 años”, recalcó.

 

Para evitar la usurpación de identidad de las personas adultas mayores y que a su nombre se lleven a cabo delitos o sean víctimas de fraudes, la diputada del Grupo Parlamentario de Morena en el Congreso de la Ciudad de México, Esperanza Villalobos Pérez presentó una iniciativa por la que se añade un párrafo tercero al Artículo 211 Bis del Código Penal para el Distrito Federal con el objetivo de castigar de manera más severa a quien abuse de la confianza de ese sector de la población.

Al presentar la propuesta en la tribuna, la legisladora explicó que se busca aumentar en una mitad las penas previstas en el primer párrafo de dicho Artículo a quien robe la identidad de una persona adulta mayor, el cual establece una sanción de uno a cinco años de prisión y de cuatrocientos a seiscientos días multa.

“Podemos decir que los medios electrónicos y avances tecnológicos, si bien han llegado para facilitarnos la vida también le han hecho un favor a aquellas personas cuya idea es cometer un ilícito, pues debido al fácil acceso a información tanto pública como privada, estos se han constituido como la herramienta ideal para quienes usurpan la identidad de otra persona”, comentó.

La representante del Distrito 22 de la Alcaldía Iztapalapa mencionó que el uso de Internet ha propiciado que se genere una identidad digital, en donde se comparten datos personales como lo son: números de tarjetas bancarias, direcciones, claves de acceso.

“Esta interacción es altamente peligrosa cuando alguien no autorizado se apropia de ellos, ya que, a nivel nacional e internacional, este tipo de sucesos se ha multiplicado de manera exponencial al obtener pormedio del fraude, datos personales “principalmente en el área económica, causando estafas que afectan el decremento de las finanzas de las víctimas”.

Asimismo, indicó que de acuerdo con la Coordinación de la Seguridad de la Información (CERT) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la usurpación de identidad causa, más allá de problemas económicos, sino también emocional y psicológico.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera 2018 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) arrojó que la población de 18 a 70 años, 68% (54 millones de personas) tienen al menos un producto financiero , lo que representa 2 millones más con respecto al levantamiento de 2015.

También reveló que la cuenta de nómina o pensión es la más numerosa, es decir 6 de cada 10 personas que tienen algún tipo de cuenta la contrataron para recibir su nómina o pensión, esto es, 22.5 millones de personas y en el caso de las cuentas para recibir apoyos de gobierno, 6.5 millones de personas de 18 a 70 años tienen una, lo cual significa 1.7 millones adicionales al resultado de 2015.

“De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros, entre enero y junio de este año el 27 por ciento de las reclamaciones presentadas en dicha dependencia fueron hechas por personas mayores de 60 años”, recalcó.

Villalobos Pérez expuso que en 2018 se realizó la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (ENADID 2018), de los 124.9 millones de habitantes, y que el porcentaje de adultos mayores es el de aproximadamente el 11 por ciento del total de la población nacional.

La misma encuesta, señaló la diputada Esperanza Villalonbos evidenció que las principales problemáticas a las que se enfrentan es la falta de empleo y de oportunidades para encontrar trabajo y que, el 37 por ciento de las personas addultas mayores dependen económicamente de sus hijos o hijas, por lo cual el gobierno tanto a nivel local como federal ha implementado programas sociales para apoyar a este grupo de atención vulnerable, y de entre ellos destacan la Pensión para el Bienestar de los Adultos Mayores, la cual busca asegurar un ingreso, para reconocer su esfuerzo y empeño en la construcción de este gran país.

La iniciativa fue turnada a la Comisión de Administración y Procuración de Justicia para su análisis y aprobació.

*****