VA MORENA CONTRA EL ACOSO ESCOLAR

  • Las distintas formas de violencia que se presentan en el entorno escolar, generan un ambiente adverso de convivencia hostil, que también repercute en la salud física y emocional.

 

  • Se reforma el término “receptora” por el de “víctima”.

 

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en 2017 la prevalencia nacional de violencia escolar fue de 25.3% y las entidades con las prevalencias más altas fueron: Querétaro, Jalisco, Ciudad de México, Aguascalientes y Oaxaca, mencionó la Diputada Paula Soto Maldonado.

 

La también Presidenta de la Comisión de Igualdad de Género del Congreso Capitalino, presentó ante el Pleno una iniciativa de reforma a la Ley para la Promoción de la Convivencia Libre de Violencia en el Entorno Escolar, con el objetivo de generar las acciones para prevenir y atender la violencia que se presenta en el entorno escolar.

 

La legisladora de Morena mencionó que las distintas formas de violencia que se presentan en el entorno escolar generan un ambiente adverso de convivencia hostil que no solo pronostica el fracaso escolar, sino que repercute en la salud física y emocional de las víctimas, quienes enfrentan diversos trastornos como baja autoestima, depresión, ansiedad, introversión y demás conductas que les obligan a vivir en aislamiento social y en casos extremos, les lleva a pensamientos y actos suicidas.  

 

La Ley para la Promoción de la Convivencia Libre de Violencia en el Entorno Escolar del Distrito Federal, incluye la figura de  “persona receptora de maltrato escolar”, sin embargo el término no refleja la realidad de las víctimas en las comunidades educativas, pues reduce la violencia al considerarla “maltrato escolar” y atenta contra la dignidad de quienes padecen estas conductas al señalarles como “Receptoras” ya que objetiviza a la persona víctima y vela su derecho humano a vivir sin violencia.

 

“Por lo anterior, para fortalecer el cumplimiento de los objetivos primordiales de la Ley en cita, debemos evitar la revictimización que un erróneo término legal implica y capturar de manera adecuada los diversos roles de quienes participan en un  determinado supuesto”.

 

La presente propuesta, dijo, reforma el término como “receptora” por el de “víctima”, pues por definición y atendiendo a sus efectos, tales palabras son diametralmente distintas.

 

Soto Maldonado subrayó que la erradicación de las violencias en todas sus modalidades, requiere un compromiso transversal, desde un uso correcto del lenguaje hasta una aplicación efectiva de la Ley.

 

La iniciativa se analizará y dictaminará en Comisiones Unidas de Educación y de Atención Especial a Víctimas.

 

******