CONGRESO CDMX URGE A DIVERSAS INSTITUCIONES A ATENDER LAS AFECCIONES DERIVADAS POR EL COVID-19

  • “Un informe de la SEGOB mencionó que debido al confinamiento y distancia social los suicidios aumentaron 12 por ciento entre 2019 y 2020, es decir hubo 1, 150 suicidios”, señala diputada Valentina Batres.

 

  • Afirma que tan sólo en la Ciudad de México se registraron 46 casos de suicidio entre la población de 10 y 19 años de edad en el periodo de enero a julio de 2020.

El Congreso de la Ciudad de México llamó a las Secretarías de Educación Pública (SEP) y de Salud (SSA), así como al Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (SPINNA), a que implementen acciones y estrategias para atender las afecciones que a nivel emocional y mental han causado el confinamiento derivado del virus del SARS-CoV-2.
Durante la sesión ordinaria en el Palacio Legislativo de Donceles, las diputadas y los diputados dieron luz verde a un punto de acuerdo presentado por la legisladora del Grupo Parlamentario de Morena, Valentina Batres Guadarrama, quien señaló que existen informes de 2020 sobre Niñas, Niños y Adolescentes de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), que reportan que la salud mental de este grupo de la población se ha visto afectada durante la cuarentena.
“Las restricciones de convivencia y del uso de espacios públicos han provocado inestabilidad y manifestación de afecciones mentales tales como depresión, estrés y ansiedad, principalmente entre las adolescencias”, aseveró.
“Tan sólo en la Ciudad de México se registraron 46 casos de suicidio entre la población de 10 y 19 años de edad en el periodo de enero a julio de 2020, agregó.
Comentó que desde el 2017 se posiciona como la segunda causa de muerte a nivel nacional en la población de entre 15 a 29 años, por lo que el suicidio entre adolescentes y jóvenes se ha convertido en un problema de salud pública”.
Tras informar que el 10 de octubre de cada año se conmemora el Día de la Salud Mental, la diputada Valentina Batres indicó que reportes del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) también han dado cuenta de cómo el encierro afecta a la niñez, lo cual repercute en el crecimiento, desarrollo personal, las relaciones entre pares y familiares, el rendimiento escolar, e incrementa el riesgo de los suicidios.
“Un informe de la Secretaría de Gobernación (SEGOB) sobre el impacto de la pandemia en niñas y niños, da cuenta de que durante el año 2020, hubo 1,150 suicidios, que es una cifra récord”, subrayó.
Agregó que la tasa de suicidios aumentó 12 % de 4.63 a 5.18 entre 2019 y 2020, llegando a un máximo histórico; los suicidios de niñas y niños entre los 10 y los 14 años de edad aumentaron un 37 % y 12 % en adolescentes mujeres entre 15 y 19 años; el pensamiento suicida en adolescentes aumentó de 5.1 % a 6.9 % de 2018 a 2020 y la conducta suicida tuvo un incremento de 3.9 % a 6.9 % de 2018 a 2020”, resaltó.
La legisladora Batres Guadarrama consideró que las infancias y adolescencias conforman uno de los grupos poblaciones vulnerables ante esta crisis social. A pesar de que son las menos afectadas de gravedad por la infección, “el estado de alerta constante y el distanciamiento entre pares generaron otro tipo de problemas en su entorno cercano, en algunos casos preexistentes que se agravaron, lo que impactó directamente en su salud emocional y mental”., agregó.
En ese sentido, la diputada Valentina Batres urgió a trabajar en conjunto el ámbito escolar, social y de salud para diseñar estrategias accesibles de acompañamiento en el entorno familiar para el desarrollo de habilidades orientadas al cuidado de la salud mental y emocional, establecido en la Ley General de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes, en su Artículo 50. Lo que podría realizarse a través de trabajos de consejería del personal de la salud mental o de trabajo social.
A este punto de acuerdo se sumaron el diputado Miguel Ángel Macedo y la Asociación Parlamentaria Mujeres Demócratas.

 

*****