SOLICITAN DESPENALIZACIÓN ABSOLUTA DE LA EUTANASIA ACTIVA EN CDMX

 

  • Nazario Norberto Sánchez, diputado local por el distrito 4 propuso cambios en la Constitución local y el Código Penal capitalino.

 

Con el fin de que todos los capitalinos tengan el derecho a una muerte digna en CDMX, el diputado del Grupo Parlamentario de Morena, Nazario Norberto Sánchez propuso una iniciativa que reforma el numeral 2 del Apartado A, del Artículo 6 de la Constitución Política de la Ciudad de México y el Artículo 127 del Código Penal para la Ciudad de México a fin de despenalizar de manera absoluta a la eutanasia activa.

En la tribuna del Congreso de la Ciudad de México, el legislador comentó que en el año 2016, la Encuesta Nacional sobre la muerte en México reveló que el 68% de los mexicanos considera que un paciente en fase terminal y dolorosa de su enfermedad debería tener la opción de adelantar su fallecimiento si así lo desea. Además, el 58% está de acuerdo en que el doctor aplique directamente sustancias letales al enfermo terminal que lo solicite para acelerar su deceso y finalmente el 56% opinó que se proporcione al paciente las sustancias letales para que él las tome por sí mismo.

Dijo que el planteamiento de cambios a la Carta Magna capitalina y al Código Penal local obedecen a que aún no existen disposiciones que reconozcan a la eutanasia, cuando es una realidad necesaria a la que los profesionales de la salud se enfrentan constantemente, y deben tomar decisiones difíciles sobre aquellos enfermos que se encuentran muy graves desde sus hogares o en hospitales.

Nazario Norberto recalcó que la despenalización queda plasmada en el Artículo 127 del Código Penal de la CDMX, donde “no se impondrá pena alguna a quien prive de la vida a otro, siempre y cuando exista la petición expresa, libre, reiterada, consciente, seria e inequívoca de éste y otorgada ante notario público”.

La eutanasia activa es la conducta intencionalmente dirigida a terminar con la vida de una persona que tiene una enfermedad grave e irreversible, por compasión o por razones médicas, dijo Norberto Sánchez, al recalcar que actualmente hay siete países en donde la práctica ya es legal, como España, Bélgica, Luxemburgo, Colombia, Canadá o Nueva Zelanda, y en todos ellos coinciden en que la persona enferma puede poner término a sus sufrimientos innecesarios y degradantes que no le permiten llevar una vida digna.

 

La iniciativa fue turnada para su análisis y dictamen a las Comisiones Unidas de Puntos Constitucionales e Iniciativas Ciudadanas y la de Administración y Procuración de Justicia.

 

 

*****