EXHORTA CONGRESO DE LA CIUDAD DE MÉXICO A CONMEMORAR EL 2 DE OCTUBRE CON ACCIONES DE PAZ

  • Debemos comprometernos como representantes del pueblo a garantizar condiciones de seguridad y libertad para todas las personas jóvenes de éste país, expuso el diputado Emmanuel Vargas

 

  • Recordó que a más de 10 lustros, una de las demandas del pliego petitorio del 68’ fue la desaparición del Cuerpo de Granaderos, mismo que fue borrado de esta institución en diciembre de 2018

 

A 51 años de la matanza estudiantil en Tlatelolco, el Grupo Parlamentario de Morena en el Congreso de la Ciudad de México, convocó a conmemorar esta fecha con acciones de paz para evitar escribir con tinta roja la historia del país.

 

“Es aquí, compañeras y compañeros diputados, donde debemos comprometernos como representantes del pueblo para garantizar condiciones de seguridad y libertad para todas las personas jóvenes de éste país. Convocamos a recordar con paz estos trágicos acontecimientos, será el pueblo el que cuide del pueblo”, aseveró el diputado Emmanuel Vargas Berna, quien dio a conocer el posicionamiento de la bancada mayoritaria del recinto de Donceles y Allende.

 

Mencionó que el espíritu sesentista que vuelve hoy, se fundirá con miles que prestaran sus cuerpos para dar vida una vez más a quienes cambiaron la historia de este país, volverán, dijo, a caminar y se harán sonar con fuerza hombro con hombro junto con todos los jóvenes de hoy como cada 2 de octubre.

 

En la sesión solemne por dicho acontecimiento, Vargas Bernal recordó que a más de 10 lustros, una de las demandas del pliego petitorio del 68’ fue la desaparición del Cuerpo de Granaderos de la Secretaría de Seguridad, mismo que se eliminó de esta institución con el arribó a la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México de la doctora Claudia Sheinbaum.

 

Asimismo, recordó a los 43 estudiantes desaparecidos de la Escuela Rural “Isidro Burgos”, de Ayotzinapa, Guerrero, jóvenes, como los de 1968, que luchaban por un mejor país y condiciones sociales pero, a quienes les robaron la voz y con ello su futuro, su presente y sus recuerdos.

 

“Nos pronunciamos por las familias que debido a estos asesinatos nunca existieron, a las historias de éxito que no se escribieron, y a las historias de amor que se inmortalizaron en aquella plaza. Civiles desarmados que formaban parte de un movimiento pacífico que buscaba reivindicaciones sociales, que fue ahogado en fuego y sangre por un régimen autoritario y despótico”, precisó.

 

El también presidente de la Comisión de Atención Especial a Víctimas agradeció los actos valientes de estas personas, que por ellos se ganó el derecho a la libertad empero, actos como los antes mencionados no deben repetirse jamás en la historia de México.