PROMUEVEN UNA CIUDAD MÁS ACCESIBLE, SEGURA Y SUSTENTABLE

  • Se aprueban reformas y adiciones a la Ley de Movilidad de la Ciudad de México

 

  • Se busca una ciudad más inclusiva y con derechos progresivos, se incorpora la educación vial al sistema educativo y se crearán parques de educación vial para los más pequeños

 

  • El dictamen recoge las propuestas de seis iniciativas, y armoniza disposiciones con otros ordenamientos jurídicos y, en particular, con la Constitución Política de la Ciudad de México

 

Una ciudad más accesible, segura, amigable con el medio ambiente y garantista con derechos progresivos, son los objetivos de las reformas a la Ley de Movilidad. La capital del país brindará también mayor accesibilidad para personas con capacidades diferentes y con mayor seguridad.

 

Así lo afirmó el diputado Miguel Macedo Escartín, Presidente de la Comisión de Movilidad Sustentable, luego de presentar ante el Pleno el dictamen que aprobaron las y los integrantes de la Comisión en sesión del 26 de septiembre, por el cual se reforman y adicionan diversas disposiciones en materia de registro de motocicletas, promoción y fomento al transporte de cero o bajas emisiones de contaminantes, educación vial y accesibilidad para personas con discapacidad, entre otras, y se actualizan términos y se armonizan con diversas disposiciones jurídicas.

 

El dictamen aprobado por el Congreso recoge las iniciativas presentadas para reformar y adicionar distintos aspectos de la Ley de Movilidad para promover la electromovilidad, presentada por el diputado Diego Orlando Garrido López; y en materia de registro de motocicletas, presentada por el diputado Christian Von Roehrich.

 

A su vez, incorpora tres proyectos de decreto presentados por el diputado Macedo: uno en materia de accesibilidad, otro en materia de educación vial y el tercero, una reforma general a la Ley vigente, a efecto de que sea armónica con las disposiciones establecidas en la Constitución y en la Ley Orgánica del Poder Ejecutivo y de la Administración Pública, entre otros ordenamientos locales, con el propósito de tener una Ley de Movilidad actual.

 

Un aspecto importante para la seguridad vial es la derogación de la fracción II del artículo 69, relativo a la rexpedición de permisos o licencias para conducir, cuando la Secretaría compruebe que el solicitante ha sido calificado de incapacitad mental o física que le impida conducir vehículos motorizados.

 

En cuanto al cuidado del medio ambiente, se establece que se deberá promover el uso de vehículos no contaminantes o de bajas emisiones contaminantes.

 

Se dispone que Registro Público del Transporte se encuentre actualizado, a efecto de ser más eficiente. Lo anterior, no solo con el propósito de fortalecer la función registral, sino también para prevenir conductas delictivas.

 

Con el fin de atender a un sector vulnerable, se reforma la Ley a efecto de satisfacer las necesidades de las personas con discapacidad para que tengan mayor accesibilidad. Ahora se deberán emitir y actualizar, constantemente y de manera obligatoria, los lineamientos que establezcan aspectos técnicos, físicos, antropométricos y de seguridad.

 

“Esta reforma destaca de manera especial, porque ha sido un sector históricamente olvidado. Ahora se deberá tomar en cuenta a estas personas en todo el sistema de transporte para que la ciudad les sea más habitable para ellos y puedan ejercer de mejor manera su derecho a la movilidad de manera progresiva”, aseguró el diputado Macedo.

 

Agregó que, a fin de salvaguardar la integridad de las personas y mejorar la convivencia en el espacio público y vial, se incorporó a la Secretaría de Educación, Ciencia y Tecnología e Innovación, para coordinarse con la Secretaría de Movilidad, con el objeto de promover e impulsar la educación vial.

 

En este sentido, las personas físicas o morales que pretendan dedicarse a impartir cursos y clases de manejo, deberán acreditar que en sus programas de enseñanza incluyan clases teóricas de educación vial.

 

Asimismo, se establece que la Secretaría de Movilidad, en coordinación con las dependencias y entidades correspondientes, mediante la vinculación con el sector social y privado, instrumentarán programas de educación vial y campañas de comunicación para su difusión. Por lo menos, deberán difundirse en el Sistema Público de Radiodifusión de la Ciudad de México, así como en las páginas electrónicas de las dependencias y entidades que intervienen en la aplicación de la propia Ley.

 

Se establece que la Secretaría de Movilidad promoverá ante las autoridades competentes la apertura de parques de educación y seguridad vial en todas las alcaldías de la Ciudad, con el propósito de que niñas y niños puedan adquirir conocimientos en la materia desde temprana edad.

 

Entre las reformas también se encuentran la denominación de la Ley de Movilidad del Distrito Federal por Ley de Movilidad de la Ciudad de México, se actualizan diversos términos establecidos en la Ley vigente, por ejemplo, Jefe de Gobierno por Persona Titular de la Jefatura de Gobierno; Jefe delegacional por Alcalde; delegaciones por alcaldías; Secretaría de Seguridad Pública por Secretaría de Seguridad Ciudadana, entre otros cambios.

 

Se suprimen algunas dependencias y entidades que ya no se encuentran en funciones, por ejemplo, la Oficialía Mayor ahora a cargo de la Secretaría de Administración y Finanzas, y la Agencia de Gestión Urbana, que fue absorbida por la Secretaría de Obras y Servicios.

 

Como parte de la armonización con diversos ordenamientos, se actualiza su denominación, de Distrito Federal a Ciudad de México, se actualiza el término “unidad de cuenta” por “unidad de medida y actualización”; y se reconoce al Cablebús como parte del Sistema Integrado de Transporte.

 

 

*****