CAPACITARÁN A PERSONAL DEL CONGRESO EN MATERIA DE LENGUAJE CIUDADANO

 

  • El Diputado Carlos Hernández Mirón presentó un exhorto para que el Comité de Administración y Capacitación y el Instituto de Investigaciones Legislativas contemplen dicha actividad en su plan anual de trabajo.

 

  • Es de gran relevancia crear una cultura de buen gobierno, que permita a las y los capitalinos el fácil entendimiento de cualquier documento gubernamental, garantizándoles así cada uno de sus derechos”, recalcó.

 

El Comité de Administración y Capacitación y el Instituto de Investigaciones Legislativas emitirán un manual digital sobre lenguaje ciudadano y capacitarán en la materia a todo el personal técnico y administrativo del Congreso capitalino; asimismo, el pleno exhortó a las dependencias del Gobierno local para que también capaciten en el uso escrito del lenguaje ciudadano a todo su personal.

El Diputado Carlos Hernández Mirón, promovente del punto de acuerdo, aseguró que la complejidad del lenguaje en leyes y documentos oficiales se ha convertido en un obstáculo para las y los capitalinos que quieren acceder a la impartición de justicia y a los servicios públicos, lo cual genera en la población un sentimiento de mal gobierno, cuestionándo no sólo los contenidos, sino sus fines, acciones y metas.

“El Congreso de la Ciudad de México debe asumir el compromiso de promover el uso del lenguaje ciudadano en sus órganos internos y productos legislativos, así como alentar al Gobierno local a utilizarlo en la planeación e implementación de políticas de vanguardia que mejoren la comunicación entre la ciudadanía y las autoridades”, señaló al hacer uso de la palabra en tribuna.

El legislador de Morena también destacó que, en los últimos años, el mundo se ha percatado de que el lenguaje empleado por las instituciones públicas no ha sido el mejor para las y los ciudadanos; por ello la necesidad de dar solución a esa problemática, creando acciones para cerrar la brecha de desigualdad en materia informativa.

“Es de gran relevancia crear una cultura de buen gobierno, que permita a las y los capitalinos el fácil entendimiento de cualquier documento gubernamental, garantizándoles así cada uno de sus derechos. Las personas colaboradoras en esta Soberanía, quienes elaboran los instrumentos jurídicos, legislativos y administrativos, recibirán capacitación en lenguaje sencillo y claro”, concluyó

 

*****