LA FISCALIZACIÓN Y RENDICIÓN DE CUENTAS LLEGARON A LA CIUDAD DE MÉXICO PARA QUEDARSE

  • El Grupo Parlamentario de Morena indicó que esto es uno de los principios éticos que todas las personas de los servicios públicos deben tener presente.

 

  • Los diputados Carlos Castillo, Guadalupe Chavira de la Rosa, Ricardo Fuentes, Lilia Rossbach, Guadalupe Aguilar Solache y Valentina Batres, estuvieron presentes en la comparecencia de Juan Serrano Mendoza Secretario de la Contraloría General capitalina

 

En el tercer día de comparecencias ante Comisiones del Congreso de la Ciudad de México, el Grupo Parlamentario de Morena afirmó que la fiscalización y rendición de cuentas llegaron a la Ciudad de México para quedarse, ya que es uno de los principios éticos que todas las personas de los servicios públicos deben tener presente.

“El engranaje de la Ciudad opera con el conjunto de sus partes. Como todos sabemos la participación ciudadana nos permitirá avances en este sentido, al incentivar la denuncia se inhibe la corrupción en las instancias públicas. No se trata de un tema cultural; se trata de implementar temas de transparencia que permita terminar con la impunidad y los vicios de los ejercicios de los recursos públicos”, profundizaron.

Hoy en salón Heberto Castillo de este recinto, las Comisiones Unidas de Transparencia y Combate a la Corrupción y de Administración Pública Local, recibieron a Juan José Serrano Mendoza Secretario de la Contraloría General de la Ciudad de México.

Al dar el mensaje de bienvenida, la diputada Guadalupe Chavira Rosa agradeció la disposición del Contralor General, por rendir su informe de actividades, con el propósito de enterar a la ciudadanía sobre lo que se hace sobre el gasto público, que se obtiene a través de los impuestos que pagan los capitalinos.

La también presidenta de la Comisión de Administración Pública Local precisó que es necesario contar con esquenas modernos “para conocer a profundidad el destino de los impuestos que paga toda la ciudadanía y que se utilizan adecuadamente y se está fortaleciendo el servicios civil de carrera, que se está siendo fundamental en este tema”.

En su oportunidad, el diputado Carlos Castillo Pérez indicó que en la administración pública se privilegia la rendición de cuentas como una herramienta para estar cerca de las comunidades así como saber los estados que guardan los asuntos públicos.

“Como servidores públicos nos encontramos al escrutinio público y popular, hay una nueva etapa de la vida pública, en la que la expectativa de la ciudadanía es muy alta y debemos estar a la altura de lo que nos demanda la Ciudad”, recalcó ante los legisladores.

El también presidente de la Comisión de Transparencia y Combate a la Corrupción, comentó que en sexenios pasados el papel de la Contraloría estaba desdibujado y ahora se percibe un cambio de fondo. Porque la Ciudad se merece un gobierno austero y transparente, y esta institución debe ser un ente garante de que los recursos tienen que ser en beneficio de la colectividad.

En la única ronda de preguntas la diputada Guadalupe Chavira de la Rosa recordó que la Secretaría de la Contraloría General de la Ciudad de México se trazó tres ejes fundamentales: mejorar la vigilancia, recuperar la confianza de la ciudadanía, auditar la gestión y obra pública.

Chavira de la Rosa destacó que las políticas locales están alineados con el Gobierno federal, quien impulsa acciones en vanguardia en materia anticorrupción, por ello, preguntó sobre el progreso en las investigaciones de la nómina especial para servidores públicos de la administración anterior.

“La jefa de Gobierno, denunció que existía una nómina especial para familiares de servidores públicos, equivalente a 58 plazas con un sueldo que pasó de más de 12 mil pesos a 24 mil 560 pesos, es decir hubo un incremento del 300 por ciento, de acuerdo con el tabulador, así dio a conocer de la asignación de plazas de la nómina 8 a personas que no cumplían con los perfiles dispuestos para ellos, estatus actual”, puntualizó.

Asimismo, solicitó información sobre el ex administrador de la Central de Abasto (CEDA), Julio cesar Serna Chávez, quien incurrió en diversas irregularidades como la venta y asignación de bodegas y sólo se dio una inhabilitación de 10 años para ejercer el cargo púbico, ¿por qué no hubo una sanción económica?

Así como saber sobre el Impacto presupuestal y daño, que ocasionaron el otorgamiento de concesiones a modo, por ejemplo, el del corredor Chapultepec. El caso de la Plaza Victoria, la flotilla de vehículos, temas publicitarios, extorción en áreas de verificación, esto en la alcaldía de Benito Juárez, el Mercado de Zapotitlán en Tláhuac, entre otros temas irregularidades en otras demarcaciones territoriales.

Por último, la diputada Lilia Rossbach Suárez indicó que las acciones de corrupción se deben resarcir el daño y solicitó seguir las denuncias que se hagan en la Secretaría de la Contraloría General de la Ciudad de México, “siempre que hay denuncias porque hay fallas grandes y fuertes”

“En cuanto a las licitaciones hay que vigilarlas mucho, porque se está acostumbrado por parte de los constructores a mentir, el papel aguanta lo que sea pero la realidad es otra, usted tiene que verificar los datos y ver si lo que se dice que sea verdad, la infraestructura, el estado técnico, exacto, confiable, como la experiencia para cumplir a cabalidad que no hay corrupción”, señaló.

En su mensaje final, el diputado Carlos Castillo Pérez dijo que más allá del conocimiento, también se necesita la voluntad de los servidores públicos para terminar con la corrupción, ya que este tema y la inseguridad es lo que más percibe la gente.

“En este Congreso independientemente de las diferencias políticas, en la Contraloría existen esas personas de combatir la corrupción y estamos en un momento inmejorable de cambiar esa condición”, concluyó.

 

*****