EL RETO COMO LEGISLADORES ES LOGRAR UN DESARROLLO JUSTO, HUMANO E INCLUSIVO

  • La diputada Lilia Rossbach rindió su primer informe de labores legislativas
 
  • Aseguró que escuchar a los habitantes es lo que permite conformar el marco jurídico para una ciudad más justa y democrática

 

Hace un año dio inicio un proceso de renovación de la vida política y pública de nuestro país, en aras de construir una sociedad más justa y democrática, sin privilegios, sin corrupción a lo que gran parte del país se sumó por convicción y por principios, aseguró la diputada Lilia Rossbach Suárez al presentar su primer informe de labores.

Recordó que fue Diputada Constituyente y que “ahí, para algunos de nosotros se nos fue la vida por lograr los mayores avances posibles para que la Ciudad de México se convirtiera en la Ciudad de Derechos que demandaban sus habitantes”.

En este sentido, la diputada considero que la Capital del País no solo tiene una Constitución de avanzada a nivel nacional, sino que también ha sido reconocida en el mundo por haber establecido la garantía y exigibilidad de derechos sobre todo por capítulos como el de pueblos, barrios originarios e indígenas residentes.

Ante legisladores, funcionarios y habitantes reunidos en su Casa de Atención Ciudadana establecida en el barrio de Santa Catarina Alcaldía de Coyoacán, Rossbach Suárez consideró que el reto como Primer Congreso de la Ciudad de México es lograr que las nuevas leyes derivadas de los mandatos de la Constitución logren un desarrollo más justo, humano, inclusivo, sostenible, garantizando a los habitantes seguridad y justicia para todos.

“de ese punto de partida histórico se desprende uno de los grandes compromisos que hoy tenemos en este Primer Congreso: armonizar el marco jurídico de la Constitución y contribuir con ello a la Cuarta Transformación que está en curso en nuestro país y responder a los anhelos y expectativas de nuestras niñas, niños, jóvenes, mujeres y hombres.

Escuchar a los habitantes de la Ciudad es lo que permite al Legislativo entender contribuir y apoyar, a través de nuestros marcos jurídicos los esfuerzos de los ciudadanos, de las organizaciones, de los movimientos y todos los que día a día hacen de esta una Ciudad viva.

“escuchar es y será siempre la mayor herramienta de trabajo y esa es la misión de los módulos ciudadanos que es el principio de un puente de comunicación entre el legislativo local y la gente”.

Al hacer un balance de las acciones emprendidas en su labor como diputada, expuso que ha adoptado como ejes y valores de trabajo, la promoción de la cultura y la educación, el empoderamiento y formación del ciudadano, el respeto a la diversidad, la inclusión y compartir saberes entre generaciones.

“las actividades como talleres, cursos y eventos los organizamos en un ambiente seguro, cómodo y amigable, con una visión y sentido social, de integración, con perspectiva de género y enfoque de derechos humanos” expuso y agregó que todo ello forma parte de la inclusión para que el ciudadano participe del proceso democrático en curso en la Ciudad de México.

 

 

 

*****