MOVILIDAD CON PERSPECTIVA DE GÉNERO

 

  • La Diputada Paula Soto presentó una iniciativa para vincular la perspectiva de género con los planes de movilidad de la ciudad, así como la movilidad de cuidados.

 

  • “Implementar la perspectiva de género para la movilidad de esta ciudad y la movilidad de cuidados, es mejorar la movilidad para las mujeres, para las familias, y con ello, para toda la población”, Paula Soto.

 

Con el propósito de garantizar el pleno ejercicio del derecho de las mujeres a la movilidad en circunstancias adecuadas y diferenciadas, vinculando la implementación de la perspectiva de género en los planes de movilidad para la Ciudad, la diputada Paula Soto Maldonado, presentó una iniciativa con proyecto de decreto por el que se reforman diversas disposiciones de la Ley de Movilidad de la Ciudad de México, en materia de perspectiva de género.

La propuesta también pretende incorporar como factor indispensable, la movilidad del cuidado, para reconocer y reevaluar esta labor, ayudando a apreciar los aportes a la economía que tanto mujeres como hombres hacen al cuidar y trasladar a otras personas, incluyendo el trabajo para el debido funcionamiento del hogar.

Soto Maldonado, comentó que en la Ciudad de México la gestión, planeación y regulación de la movilidad es reciente, dado que pasó de ser un sistema enfocado en el transporte público y transporte concesionado de mercancías y bienes, a tener un enfoque de movilidad para usuarias y usuarios de la vía sujetos de derechos.

“Con este cambio de paradigma promovido desde las organizaciones civiles e integrado a la agenda gubernamental, se elaboró la Ley de Movilidad de la Ciudad de México, de la cual se desprende el Programa Integral de Movilidad (PIM) como su principal instrumento de planeación”, dijo.

La promovente añadió que Plan Estratégico de Movilidad de 2019, señala que la inequidad de género, el acoso y otras formas de violencia contra las mujeres en el transporte y en el espacio público, las cuales, deben considerarse problemas públicos que ameriten ser atendidos, pues las problemáticas que enfrentan las mujeres al trasladarse por la Ciudad en los diferentes modos de transporte, son una realidad cotidiana, lo que genera amplias desigualdades entre la población.

Detalló que de acuerdo con el Banco Interamericano de Desarrollo, según datos de 2016, en América Latina y el Caribe, más del 50% de las personas usuarias de los sistemas de transporte público son mujeres, por lo que señaló que la implementación de políticas “neutras” al género, deja al descubierto la urgente necesidad de que las Políticas Públicas, tanto en el ámbito de la movilidad como en cualquier otro, deben ser diferenciadas e implementadas con perspectiva de género y enfoque de derechos humanos.

“Traigo ante ustedes la inquietud que surge del trabajo conjunto que desde el inicio de esta Legislatura se ha llevado con la Sociedad Civil, como fue el caso del Parlamento de Mujeres de la Ciudad de México, donde se acordó enriquecer y finalmente, traer ante este Congreso la presente propuesta, con el propósito de garantizar el pleno ejercicio de nuestro derecho a la movilidad en circunstancias adecuadas y diferenciadas”,enfatizó.

La iniciativa reconoce la movilidad del cuidado como todos aquellos traslados que se realizan con el fin de proporcionar cuidado a otras personas, brindando una perspectiva para reconocer y reevaluar la labor de cuidado. Este tipo de movilidad, implica la obligación de trasladarse para satisfacer necesidades ajenas o adicionales a las propias.

“La implementación de la perspectiva de género en los planes de movilidad para esta Ciudad, así como incorporar en los mismos, como factor indispensable, la movilidad del cuidado, pues poner los ojos en esta necesidad y atenderla, es ya mejorar la movilidad para

las mujeres, para las familias, y con ello, mejorarla para toda la población”, resaltó.

 

*****