VA MARISELA ZÚÑIGA POR REFORZAR LA SEGURIDAD ALIMENTARIA DE GRUPOS DE ATENCIÓN PRIORITARIA EN LA CIUDAD DE MÉXICO


  • A través de lainiciativa que adiciona un artículo 20 bis a la Ley de Comedores Sociales de la capital, la legisladora busca reforzar el andamiaje jurídico en la materia.

 

  • Se debe establecer la obligatoriedad de las autoridades responsables de reforzar el servicio con comedores públicos itinerantes o móviles, principalmente cuando se presenten condiciones de urgencia, aseguró.

 

Actualmente y derivado de la pandemia, en la Ciudad de México es necesario hacer una adecuación legislativa que posibilite garantizar de manera ininterrumpida y eficaz la seguridad alimentaria de la población, principalmente de aquellas personas que con motivo de una emergencia puedan encontrarse en situación de carencia alimentaria.

Así lo puntualizó la diputada Marisela Zúñiga Cerón, integrante del Grupo Parlamentario de Morena en el Congreso de la capital, al presentar ante el pleno la iniciativa que adiciona un artículo 20 bis a la Ley de Comedores Sociales de la Ciudad de México.

En el uso de la palabra, la también presidenta de la Comisión de Inclusión, Bienestar Social y Exigibilidad de Derechos Sociales, manifestó que uno de los principales objetivos es establecer la obligatoriedad de las autoridades responsables de reforzar el servicio con comedores públicos  itinerantes o móviles, principalmente cuando se presenten condiciones de urgencia.

“Si bien reconocemos los esfuerzos del Gobierno de la Ciudad para garantizar el suministro de alimentos, es importante reforzar las mismas con un andamiaje jurídico que resuelva diversas lagunas en la operación que puedan obstaculizar que las necesidades alimentarias de la población sean atendidas de manera inmediata en situaciones de urgencia”, externó.

En el mismo orden de ideas, la representante del Distrito XXVII de Iztapalapa indicó que en el caso de que exista la posibilidad de una emergencia de carácter sanitario y con ello el riesgo en la expansión de contagios con motivo de la distribución de alimentos, se pueda realizar dicha distribución para su consumo en el hogar, sin que ello sea motivo de que se suspenda el servicio.

“Se deberán diseñar protocolos específicos para garantizar la correcta inocuidad en el manejo, recepción y distribución de los alimentos, con un énfasis preventivo en la propagación de contagios”, dijo.

Por último, la congresista recordó que desde 2009 se creó el programa comedores comunitarios y comedores públicos, que en 2017 se elevó a rango de Ley, y que en la capital es operado por la Secretaría de Inclusión y Bienestar Social de la Ciudad (SIBISO).

“Tiene por objeto contribuir a garantizar el derecho a la alimentación de la población que residía y/o transitaba en las diversas unidades territoriales, preferentemente en aquellas clasificadas como de media, alta o muy alta marginación y/o en zonas que se encontraban en situación de vulnerabilidad”, finalizó.

 

 

*****