DECISIONES DEL CONGRESO CAPITALINO EN MATERIA CULTURAL DEBEN REFLEJAR LAS NECESIDADES DE LA GENTE

  • Así lo subrayó la diputada Gabriela Osorio Hernández durante su participación en  la mesa de diálogo “Hablemos de Derechos Culturales”,  en la XIX edición de la Feria Internacional del Libro Zócalo 2019

 

  • Conocer y ejercer los derechos culturales ayuda a tener la posibilidad de participar en su discusión, añadió

Es imperante que la toma de decisiones que se hacen desde el Congreso de la Ciudad de México, en materia de cultura reflejen las necesidades que tiene la comunidad, así como buscar las maneras de innovar y avanzar cada vez por esta ruta de trabajo, porque al final, de poco sirve llevar a cabo proyectos o reformas si no se reflejan en el bienestar de la gente.

 

Así lo manifestó la diputada de Morena, Gabriela Osorio Hernández, en la mesa de diálogo “Hablemos de Derechos Culturales”, que se llevó a cabo en el marco de la XIX edición de la Feria Internacional del Libro Zócalo 2019.

 

Ante cientos de asistentes, la legisladora, puntualizó que conocer y ejercer los derechos en materia de cultura abre la posibilidad de participar en su discusión, y así estar representados en las leyes que se aprueben sobre éste.

 

Aseguró que actualmente  este tipo de derechos son asunto de todas y todos, y que la meta desde la Comisión de Derechos Culturales de la Ciudad de México, que ellapreside, es trabajar en favor de la ciudadanía desde el diálogo público con grupos, espacios independientes, estudiantes y con especialistas.

 

“Desde la Comisión, hemos llevado la discusión a lasUniversidades, mantenido un diálogo abierto y constante con los Espacios  Independientes, hemos realizado foros sobre el Patrimonio Cultural, en lugares como: el Museo Nacional de Antropología e Historia, o el Centro Cultural Ex Capilla de Guadalupe, entre otros”, manifestó.

 

Aunado a lo anterior, indicó que todos los trabajos son para alcanzar la apertura que debe tener la Comisión hacia la ciudadanía, ya que, dijo, es quien hace efectivos los derechos culturales.

 

La diputada por la alcaldía de Tlalpan, explicó que se decidió en su momento cambiar el nombre a la anterior “Comisión de Cultura”, y agregar el componente de derechos en forma y fondo, debido a que así se atiende el sentido puntual y la responsabilidad de ésta, que es velar porque los ciudadanos tengan acceso a las actividades artísticas.

 

“Este cambio de enfoque nos ha ayudado a orientar de una manera integral nuestras actividades y avanzar así con una perspectiva que trabaje desde los derechos humanos”, afirmó.

 

Por último, habló de los trabajos realizados para construir la iniciativa de Ley sobre el Patrimonio Cultural de la Ciudad de México, donde, aseguró, se recabó con minuciosidad las preocupaciones de especialistas, autoridades, ciudadanía y representantes de Centros culturales y comunidades originarias.

 

“Escuchamos por parte de representantes de comunidades o colectivos dedicados a la preservación de su patrimonio, sobre cómo el patrimonio biocultural se fortalece, mantiene y resignifica continuamente, y logramos extraer de esta experiencia la ruta que fuimos consensando después con especialistas”, concluyó.

 

 

*****