PROPONEN DEROGAR LA LEY ORGÁNICA Y EL REGLAMENTO DEL CONGRESO DE LA CIUDAD DE MÉXICO

  • La diputada Guadalupe Morales considera conveniente su derogación para expedir nuevas normas para mejor funcionamiento del Congreso.

 

  • Propone crear una Oficina Presupuestal con carácter de órgano especializado con autonomía técnica y de gestión.

La vicecoordinadora del Grupo Parlamentario de Morena, Guadalupe Morales Rubio, presentó dos iniciativas para abrogar la Ley Orgánica del Congreso de la Ciudad de México y su Reglamento, debido a que se han detectado algunas inconsistencias que han impedido el correcto desempeño del Poder Legislativo local.

En ambas se propone la expedición de nuevos ordenamientos.

En su primer proyecto se recordó que la Reforma Política que transformó al entonces Distrito Federal en la Ciudad de México, implicó el nacimiento del instrumento legal que regularía el funcionamiento del ahora Congreso capitalino, sin embargo Morales Rubio reiteró que desde el inicio de funciones se han detectado algunas inconsistencias en dicha ley que han impedido su correcta conformación y que provocaron sus primeras modificaciones para estar en posibilidades de, por ejemplo, instalar la Junta de Coordinación Política, las Comisiones y Comités, e incluso algunas funciones de la Mesa Directiva.

“Es necesario que el Poder Legislativo de la Ciudad, cuente con un ordenamiento normativo que regule su organización y funcionamiento de manera clara, para agilizar, transparentar y simplificar todo el proceso parlamentario que deberá instrumentarse para dar cumplimiento a la recientemente promulgada Constitución Política de la Ciudad de México, por ello la presente iniciativa elimina una serie de regulaciones que no han tenido, ni tendrán aplicación en la Ciudad”, por ello es que propone la expedición de una nueva Ley Orgánica del Congreso ya revisada.

Morales Rubio dio cuenta de varios cambios que se realizaron al documento original que provocaron ya dos revisiones la del 28 de septiembre de 2018, y una segunda modificación a la Ley, que fue publicada en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México el 1 de Noviembre de 2018.

“Seguir modificando, la ya modificada Ley Orgánica del Congreso de la Ciudad de México, para eliminar estructuras, implementar otras, reconocer funciones y atribuciones, empatar este instrumento con el Reglamento, implica la modificación, aunque sea solo de armonización de aproximadamente 107 de los 142 artículo existentes, en tales circunstancias, proponemos la expedición de una nueva Ley abrogando la actual Ley”, justificó la diputada.

Entre otros cambios se incluye la incorporación de una Oficina Presupuestal con carácter de órgano especializado con autonomía técnica y de gestión, desaparece el Consejo Consultivo de Desarrollo Urbano ante la existencia del Instituto de Planeación Democrática y Prospectiva de la Ciudad de México, también se plantean eliminar atribuciones de la Mesa Directiva de la Comisión Permanente. También se revisan las facultades que se habían planteado para el Congreso pasando de 118 a 63, bajo el argumento de que era una repetición de las facultades establecidas en la Constitución Federal y en la Constitución de la Ciudad de México.

Finalmente, se hace una armonización general en la ley respecto de la figura de la asociación parlamentaria, se realizó una revisión ortográfica, y algunas precisiones sobre el quórum en las sesiones y en las mesas de trabajo, entre otros cambios.

La vicecoordinadora parlamentaria presentó de igual forma una iniciativa para derogar el actual Reglamento del Congreso para expedir el Reglamento del Congreso de la Ciudad de México al argumentar que el actual instrumento también ha presentado una serie de inconsistencias que han dificultado la operatividad del órgano legislativo.

Por ello que se considera necesario emitir una nueva Ley así como un nuevo Reglamento que permitan subsanar todas y cada una de las incongruencias presentadas, con la intención de armonizar dichos ordenamientos legales, así como eficientar y agilizar los procedimientos parlamentarios y en general el funcionamiento del Congreso.

La Comisión de Normatividad, Estudios y Prácticas Parlamentarias será la encargada de evaluar la viabilidad de ambas iniciativas.

 

*****