CONGRESO PIDE PRIORIZAR A MUJERES JÓVENES EN PROGRAMAS DE REACTIVACIÓN ECONÓMICA DE LA CDMX

  • Entre abril y junio de este año, 126 mil 452 personas de 15 a 29 años se encontraban desocupados y el mayor porcentaje se encuentra entre las mujeres pues representan siete de cada 10 desempleados, señala diputada Miriam Cruz.

 

  • Agrega que las llamadas a los servicios de emergencia por violencia contra las mujeres han aumentado en un 20 por ciento durante la pandemia.

El Congreso de la Ciudad de México realizó un exhorto para que diversas dependencias del Gobierno capitalino exploren la inclusión prioritaria de las mujeres jóvenes a los programas de apoyo existentes e incorporar su participación productiva en el contexto de la reactivación económica en busca de mejorar su calidad de vida.

La solicitud, que se hace a las Secretarías de Trabajo y Fomento al Empleo, la Secretaría de Inclusión y Bienestar Social, la Secretaría de las Mujeres, la Secretaría de Desarrollo Económico y al instituto de la Juventud, todas del Gobierno de la Ciudad de México, fue planteada por la diputada del Grupo Parlamentario de Morena, Miriam Valeria Cruz Flores, y estuvo basado en varios estudios que han demostrado que la pandemia ha afectado especialmente a las personas jóvenes y entre éstas, de mayor manera, a las mujeres.

La legisladora refirió que datos recabados por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) con corte en agosto de este año, cerca de un millón de jóvenes de entre 20 y 29 años no han podido reincorporarse a sus labores, concentrándose en este grupo poblacional el mayor número de desempleadas y desempleados por consecuencia directa de la pandemia.

“Dentro de esos datos, ya de por sí preocupantes, se hace necesario enfatizar que el grupo más afectado ha sido el de las mujeres jóvenes, quienes ante la falta de oportunidades laborales formales se emplean en trabajo en el hogar, trabajos de cuidado o informales, de los cuales tienen remuneraciones muy bajas, sin dejar de lado el peor escenario, que es que no tengan actividad laboral alguna”.

Para el caso de la Ciudad de México la diputada Cruz Flores advirtió que de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), las personas jóvenes se han visto impactados no sólo por el COVID-19, también por el desempleo: 126 mil 452 personas de 15 a 29 años se encontraban desocupadas entre abril y junio de 2021. Asimismo la tasa de desocupación alcanza al 7.4 por ciento de las personas entre 15 y 29 años, de acuerdo con datos del Sistema Nacional de Información Estadística y Geográfica (SNIEG).

Sin embargo, Cruz Flores puso énfasis en subrayar que la crisis ha golpeado más a las mujeres que a los hombres pues representan siete de cada 10 desempleados.

A todo esto, sumó que para las mujeres jóvenes el entorno familiar se ha convertido también, en un medio más hostil, pues empeora el aislamiento de aquellas que viven con compañeros violentos, distanciándolas de las personas, instituciones, recursos materiales y económicos que pueden ayudarlas para salir de tan terrible situación.

Esto lo demuestran los datos publicados por ONU Mujeres, que han revelado que en México durante el confinamiento, las llamadas a los servicios de emergencias por violencia contra las mujeres han aumentado en un 20 por ciento, la necesidad de atención en instancias de atención a mujeres en los ámbitos local y municipal en un 20 y 30 por ciento y la atención de mujeres víctimas de violencia por parte de la Red Nacional de Refugios en un 70 por ciento.

 

*****