URGE CERTEZA JURÍDICA PARA LAS PERSONAS QUE SE DEFIENDEN DE SUS AGRESORES

  • A través de la iniciativa que reforma el Artículo 29 del Código Penal para el Distrito Federal, el diputado Ricardo Fuentes busca evitar injusticias jurídicas

 

  • “Es de vital importancia tanto para la ciudadanía como para los órganos de impartición de justicia contar con un marco jurídico claro y preciso”, aseguró

 

Con la intención de dar certidumbre y certeza jurídica al supuesto de legítima defensa a las víctimas de la violencia y evitar imprecisiones legales que las revictimicen por parte de la autoridad, es necesario reformar el párrafo segundo de la fracción primera, apartado B del Artículo 29 del Código Penal para el Distrito Federal, señaló el diputado Ricardo Fuentes Gómez.

 

Al presentar una iniciativa para realizar las modificaciones pertinentes, el integrante del Grupo Parlamentario de Morena en el Congreso de la Ciudad de México aseguró que es de vital importancia tanto para la ciudadanía como para los órganos de impartición de justicia contar con un marco jurídico claro y preciso, que funcione ante distintas situaciones que puedan presentarse.

 

“Para señalar que es legítima defensa, salvo se pruebe lo contrario, cuando se cause daño, lesiones y prive de la vida a quien por cualquier medio trate de cometer homicidio, violación, secuestro en cualquiera de sus modalidades, robo con violencia física o moral, desaparición forzada de personas, tortura o trata de personas contra el que se defiende”, externó.

 

En tribuna, el legislador indicó que un ejemplo de cómo el marco normativo actúa y re victimiza, es el de Yakiri Rubi Rubio Aupart, quien después de ser secuestrada, violada y violentada en sus derechos, fue acusada de homicidio calificado al herir a uno de sus agresores quien posteriormente perdió la vida.

 

“El ejemplo anterior nos muestra como la actual legislación permite que el Sistema Judicial obliga a la víctima a pagar una multa excesiva o pasar por el proceso judicial en prisión, lo cual sin lugar a duda es una injustica contra una persona que se defendió claramente de su secuestrador, violador o potencial asesino”, externó.

 

Reiteró que la propuesta presentada en sesión ordinaria del Congreso capitalino, busca que cualquier persona víctima de las circunstancias violentas, tenga garantizado el derecho de defenderse así mismo, defender a sus seres queridos, su hogar, y de esta manera no ser víctimas del Sistema de Justicia Penal.

 

 

*****