URGENTE MEJORAR LA PRÁCTICA PREVENTIVA Y ASISTENCIAL EN MATERIA DE SALUD MENTAL

  • A través de una iniciativa para reformar la Ley en materia de salud mental, el diputado Efraín Morales busca atender el problema desde un punto de vista bio-psicosocial

 

  • Se deben implementar políticas públicas de prevención de la depresión, la ansiedad, el estrés, el estrés laboral, la amnesia, la bipolaridad, la angustia, suicidio, entre otras.

 

En materia de Salud Mental, es necesario avanzar al debate crítico sobre acciones y toma de decisiones que ayuden a mejorar la práctica preventiva y asistencial, así como ponerla en su justa dimensión bajo una perspectiva bio-psicosocial, así lo aseguró el diputado Efraín Morales Sánchez.

 

Al presentar ante el pleno del Congreso de la Ciudad de México la iniciativa que deroga y adiciona diversos artículos de la Ley de Salud del Distrito Federal en materia de salud mental, el integrante del Grupo parlamentario de Morena indicó que el asunto es un fenómeno que no sólo tiene que ver con las ciencias al respecto, sino también involucra a la sociología, economía, política y muchas otras disciplinas.

 

“Esta cualidad multidisciplinaria obliga a que los profesionales revisen y establezcan estrategias de actuación, para contribuir en un concepto integrador, reforzando así su función esencialmente preventiva y en su caso su función integrativa de las personas afectadas así como de aquellas que conforman su entorno en la comunidad”, dijo.

 

Aseguró que se debe hacer una reflexión profunda entre profesionales, interesados en el tema y sociedad en general, que generen propuestas viables para saber qué y cómo debería ser la atención a los problemas mentales.

 

“Algunos elementos que tienen relación con la prevención y el desarrollo humanos y que son de fácil entendimiento, entre otros, son la herencia, relacionada de manera directa con el ambiente para el desarrollo, el quehacer de los bebés recién nacidos, el vínculo emocional, los estilos de crianza, el lenguaje, el cómo aprenden los niños a pensar, la transición de la adolescencia a la edad adulta, la moral y los valores”, expresó.

 

En tribuna, el legislador reiteró que se debe asumir a la salud mental como un concepto que involucra el buen funcionamiento del cerebro, como órgano y parte de un sólo organismo, en una interacción sistémica y dependiente una de otra.

 

Derivado de lo anterior, opinó que hay avances notables en la materia de la técnica aplicada a la medicina, sin embargo, dijo, tiene limitaciones ya que una perspectiva exclusivamente técnica conduce a una falta de percepción de la subjetividad y la visión del médico se estrecha y su juicio se empobrece.

 

Por último, que estos obligan a implementar políticas públicas de prevención de: la depresión, la ansiedad, el estrés, el estrés laboral, la amnesia, la bipolaridad, las fobias, la angustia, suicidio, entre muchas otras.

 

 

*****